jueves, abril 03, 2008

En busca de la sensualidad perdida

Mañana llegó a los 38 y mi propósito para este nuevo ciclo en mi vida es recuperar la sensualidad. Se me perdió entre las hojas de diversas redacciones, kilos de estrés, toneladas de prisa y un mundo de quehaceres cotidianos
Pero, primero, hay que aclarar aquí un punto. Con sensualidad no me refiero a lo que los medios quieren vendernos ahora como tal: una cantantilla o actriz de medio pelo, con un cuerpo moldeado en el quirófano que mira a las cámaras con los ojos entrecerrados, los labios húmedos y a medio abrir y al hablar lo hace con una voz chillona que pretende tener un tono infantil (lo de la voz, debo agregar, no podría hacerlo ni aunque quisiera, gracias a este tono cercano a lo varonil con que me dotaron mis padres al nacer).


Tampoco busco (sería una osadía de mi parte) convertirme en la versión 4 de mi admirada Marilyn Monroe, el icono sexual por excelencia.


Leía en Wikipedia la definición de sensualidad: “es la proyección erótica subliminal de un humano hacia otro que al decodificar el mensaje es interpretado como: Soy deseable sexualmente”.
Mi opinión es la siguiente: si bien me gustaría que mi propósito de ser sensual se refleje, al ser decodificado el mensaje, como que soy deseable, la verdad sería lamentable que lo único que estuviera buscando fuera una respuesta por parte de los demás.
La sensualidad que yo busco tiene más bien que ver con la postura filosófica planteada por el griego Epicúreo de Samos, quien afirmaba que la clave para ser feliz se hallaba en experimentar un continuo placer.
Para experimentar placer, decía el maestro Epicúreo, había que desechar el dolor o cualquier tipo de aflicción física o mental.
"Yo no sé cómo puedo concebir lo bueno, si elimino los placeres del gusto, y elimino los placeres del amor, y elimino los placeres del oído, y elimino las emociones placenteras causadas por la visión de una hermosa forma".
La sensualidad a la que quiero llegar, pues, no sólo es vestir una ropa seductora, tener un cuerpo espectacular, lanzar miradas llenas de coquetería o ser “una dama en sociedad y una tigresa en la cama”, como dirían muchas abuelitas.
Lo que yo deseo es eliminar el dolor, la prisa y todo aquello que a veces me impide disfrutar a plenitud de una mañana soleada, del contacto de mi piel con el agua, del olor de una flor recién abierta a la vida, del sonido de una de mis melodías favoritas.
Eso, supongo, se verá reflejado, y tarde o temprano se interpretara con el concepto que casi todo el mundo le da a la sensualidad.
Pero lo que yo busco es un trabajo personal. El resultado para los demás es lo que menos me importa.
Perdonen el egoísmo pero éste es mi autorregalo de cumpleaños.

8 comentarios:

Evan dijo...

A esta edad es el tipo de sensualidad que buscamos... te entiendo perfectamente y coincido con vos... :)

Feliz cumple!!

Que tengas un hermoso día!

Taito dijo...

Mil gracias, mi querida Evan, como Carlitos eres de las primeras en arribar. ¡Los quiero mucho a los dos! Te prometo que me pasaré un día muy sensual. Un beso

Isaura dijo...

Muchas muchas muchas felicidades Tay!!! Sapo veeerde tu yuuuu, saaapo verdeee tu yuuuuu...
Respecto a la sensualidad, siempre recordaré que si a Juan Ferrara lo ven como un hombre guapísimo, no ve porqué no puedan vernos atractivos a nosotros los demás.. jajaja
Yo también creo que la sensualidad se proyecta más como resultado de lo que pasa dentro de tu mente. Creo que es el resultado de sentirte bien en tu propia piel, de saberte amada y deseada por tu pareja, de reencontrarte con el principio femenino que todas traemos dentro y que es el encargado de querer atraer al hombre.
Además! el atractivo yo digo que siempre surge de la inteligencia, así que ya tienes todos los elementos para sentirte sexy, ahora sólo créete el papel.
Te mando mis mejores deseos en tu día, pásala bomba, mil abrazos y tan tan...

Taito dijo...

Mil gracias mi Ixa querida. La verdad es que a pesar de estos 38 añotes que ya podrían pesar, me siento como nueva. Un beso.

Carlos dijo...

...esa sensualidad contigo misma la disfrutará igual tu marido.

Felicidades Tay!

Taito dijo...

Mi Carlitos querido, mil gracias otra vez por tus felicitaciones, por tu amistad y por tu sabiduría. Yo espero que sí, que él entienda el mensaje, je je je. Un beso

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Exacto Tai! cuando uno se libera de todas esas taras como la rutina, el excesivo trabajo y se propone sentirse bella, lo logra.

Me has dado una buena idea. Necesito urgentemente sentirme así!!!!!!

Otro abrazote.

Ashtar Asia Bellazzecca dijo...

Me gustaron mucho tus palabras , Últimamente no me siento nada sensual ya que mi pareja no tiene iniciativa para tocarme o hacerme sentir deseada eso me ha mantenido en algún tipo de depresión e insatisfacción constante.
No puedo sacarme de la cabeza que prefiere irse al baño a ver porno que usar esa energía sexual con migo.
Estoy en busca de mi sensualidad perdida .... para mi , para disfrutar me , amarme .