lunes, abril 20, 2009

Símbolos patrios mexicanos: No tocar

Cada vez que México extiende una queja internacional por el uso indebido de sus símbolos patrios, me ha tocado leer a periodistas del mundo sorprendidos por el exceso de sensibilidad que muestra mi país ante estos temas.
El más reciente caso se dio el 14 de abril pasado, cuando el embajador de México en España, Jorge Zermeño Infante, envió una carta al director de Burger King en aquel país para quejarse por el uso indebido de la bandera mexicana en el anuncio de una nueva hamburguesa de esta cadena de restaurantes.
En el citado anuncio aparece un hombre alto, rubio, vestido de vaquero al lado de un hombre visiblemente más pequeño, moreno, con una máscara de luchador y un sarape con los colores y el escudo de la bandera mexicana.


En un primer momento, se creyó que la queja de Zermeño tenía que ver con un mal entendido orgullo de los mexicanos que pensaban que el hombre pequeño y moreno era un cliché sobre ellos mismos.
Sin embargo, Zermeño había aclarado en su misiva que la queja no tenía que ver con el mexicano que aparece en el anuncio, sino con el uso de la bandera:
"El aprecio y respeto por nuestra bandera es tal que en México existen normas legales claras que establecen el buen uso que se debe dar a nuestros símbolos patrios".
El antecedente más inmediato de este problema ocurrió hace dos años, cuando Paulina Rubio apareció en la portada de la edición española de la Revista Cosmopólitan cubriendo su cuerpo desnudo con la bandera tricolor, lo cual provocó un escándalo que obligó a la cantante mexicana a pedir disculpas públicas.
En aquel entonces, el blog Enigmas press mencionó al respecto: “Aquí en Venezuela la cosa es un poco diferente. La mujeres utilizan la bandera de sostén y de pantaletas. Los hombres de interiores. La ponen al revés. Le quitan una estrella. La hemos visto quemándola”.
Y sí, no sólo en Venezuela sucede. En general, en el mundo entero es práctica común usar las banderas en casi cualquier tipo de situación sin que los distintos gobiernos se quejen por ello.

¿Por qué entonces los mexicanos somos tan delicados hacia nuestros símbolos patrios?
Sin afán de justificar la actitud de mi país, me puse a reflexionar en busca de una respuesta más o menos coherente del porqué los mexicanos nos mostramos tan sensibles con el uso de nuestra bandera.
Como bien dijo Zermeño en su carta a Burger King, en México existen reglas legales que establecen que cuando se usa la bandera mexicana (así como su escudo y el himno nacional) ésta no debe presentar alteraciones, y debe dársele un trato respetuoso.
Se pueden usar los colores verde, blanco y rojo en la ropa, sí. Pero nunca la bandera completa, con todo y escudo.
El fondo del problema, sin embargo, es el mal entendido nacionalismo con el que nos educan a los mexicanos.
No nos dicen que debemos exigir mejores condiciones de vida a nuestros gobiernos. Tampoco nos educan para defendernos de los villanos que tenemos en casa ni de la corrupción, la inseguridad, el fraude o la desigualdad. Sin embargo, nos pasamos la infancia escuchando que nuestra bandera, nuestro escudo y nuestro himno nacionales son intocables, los símbolos que nos unifican como pueblo y nos dan identidad en el mundo entero.
En México, año con año, los niños de nivel primaria participan en concursos de cuento y leyenda sobre los símbolos patrios, y hay un día dedicado a la bandera (el 24 de febrero), en el que usualmente se nos recuerda su historia y su significado.
Crecemos también oyendo la historia de los Niños Héroes, seis jóvenes militares que lucharon contra el ejército estadounidense, uno de los cuales (Juan Escutia) se lanzó al vacío desde el punto más alto del Castillo de Chapultepec envuelto en la bandera mexicana, para impedir que los invasores hicieran suyo el lábaro. De niños, es lógico que esta historia nos deje conmocionados y con la moraleja de que se debe pelear con uñas y dientes por la defensa de nuestros símbolos patrios.
Y así es, los mexicanos saltamos ante el menor intento de que se dé un mal uso a nuestra bandera, nuestro himno o nuestro escudo, más por el condicionamiento mental que traemos desde la infancia que por una verdadera conciencia.
No nos importa en cambio, que se burlen en el extranjero de nuestros políticos o cualquier tipo de personalidad pública mexicana, como sucedió en el capítulo de South Park en donde se exhibe a Felipe Calderón, el sujeto que hoy por hoy se ostenta como presidente de México.

Y de hecho, a mí me parece lo más saludable que no nos importe. ¿Por qué tendríamos que defenderlos?

Si acaso, la queja debería estar encaminada a criticar la gran desinformación que existe en casos como éste (porque habría que explicarles a los creadores de esta serie animada que los parques acuáticos no fueron una decisión del fulano de quien decidieron hacer una sátira sino del gobierno de la Ciudad de México).

Pero no hay quejas, aquí no se dice nada. La bandera aparece pero no en una situación comprometedora, así que para qué decir algo.
¿Que la actitud de los mexicanos es incongruente? Se lo dejo al criterio de cada quien.

11 comentarios:

Isaura dijo...

Fíjate que entiendo porque acá se quejaron: más que nada el contexto de donde surgió la publicidad. Desgraciadamente en España hay tanta inmigración de Centro y Sudamérica, que toda persona morena es visto como "sudaca" (palabra despectiva para referirse a los sudamericanos, cosa que según el español promedio, somos todos los que vivimos debajo de USA.. JAJA!)
Lamentablemente el sudamericano es visto acá como el mexicano en USA: inmigrante/viene a hacer el trabajo que nadie quiere hacer: mesero, albañil, cargador, etc.
Claro, no todo mundo es maleducado no? hay gente que ha viajado y entiende que no todo es así.
Pero entonces imagínate que eres un mexicanito andas por acá y de por si te tienes que chutar el estigma, luego, además! te encuentras con esa publicidad, la neta si dices "a reirse de su abuela"
Lo que yo dije en otro blog: si una agencia mexicana hubiera hecho el anuncio, la neta está hasta para reirse, pero no viniendo de otro país.
Tienes mucha razón en decir que el nacionalismo debería demostrarse con otras cosas y no con el guardar respeto a la bandera. Yo cuando vivía en México la neta el 15 de Septiembre iba a las comilonas que hacía mi familia, pero de el sentimiento patrio, pus nada.
Sólo que en este caso fueron unos extranjeros los que se mofan, no mexicanos..
Y aunque el embajador diga que el pedo es por el uso de la bandera, la verdad es que sabemos que como a cualquiera le enchila que te ejemplifiquen con esos clichés..
En fin, como se dice acá "se pasaron un pueblo" (se pasan de lanzas) pero pus ya que..
Abrazos mi Tay!

Taito dijo...

Ixis: Entiendo perfectamente el punto que tocas. Y es cierto. Estando fuera, teniendo que soportar los estigmas, es lógico el sentir de que no se vale que se metan con uno como raza.
Tiene una gran carga de prejuicio el anuncio, sin duda.
Yo que estoy acá, lo sentí como cuando Tiziano Ferro dijo que éramos bigotonas, sentí lástima por su pobreza de espíritu, pero entiendo a lo que tú te refieres y es un punto de vista que enriquece el texto, amiguis. Un abrazo

Carmeliux dijo...

Mmm creo que el tema de los símbolos patrios causan mucha controversia, primero porque como tu lo señales son un tema incluido a lo largo de la educación de los niños mexicanso y como todos fuimos niños nos causa revuelo en la cabeza.
Por otro lado estamos tan acostumbrados a ver a nuestro mandatarios darse sus a garrones como como viejas de lavadero durante los periodos electorales, que cuando en el extranjero se mofan de ellos solo nos damos cuenta de la imagen que tenemos de nuestro país y es por eso mismo que no ha faltado quien tome a la ligera y haga lo mismo con nuestros símbolos.

Pero bueno cabe señalar que en ocasiones eso que pasa con los símbolos patrios es parte de una estrategia publicitaria de cada uno de los involucrados, bueno eso me pareció en el caso del restaurante.

ElPoeta dijo...

A mí la verdad es que no me gustan las banderas cuando sirven para enfrentar a la gente, aunque creo que hay que respetarlas. Tampoco me gusta el exhibicionismo de los símbolos que se hace en algunos países, como Estados Unidos, cuando pretende hacer ver que el país propio está por encima de todos los demás. De todas formas, en este caso, parece que la cosa fue más o menos inocente y vistieron así al paisano sólo para que se viera que es mexicano... Claro que lo de poner al gringazo grande al lado sobraba. Un beso, Tay querida ,
V.

jess dijo...

Verdaderamente considero que no se debe poner a juicio el respeto patriótico hacia nuestro país, como ya es bien sabido los mexicanos defendemos lo que consideramos intocable, así como a la familia, los amigos, nuestras raíces y tradiciones y bueno en este caso la patria, por que sentimos que es lo único que nos pertenece y lo único de lo que formamos parte. Dejando de lado todo aquello del contexto político y socioeconómico de nuestro país (que es algo totalmente aparte) yo apoyo firmemente esta postura de nuestro país hacia el extranjero. Si tenemos la posibilidad de defender algo que es nuestro pues hagámoslo, permitir que alguien más de nacionalidad extranjera haga uso irresponsable de nuestros símbolos patrios seria como darnos a nosotros mismos en toda la ma...
Vaya, el pueblo no tiene la culpa de haber sido educado solo para respetar símbolos patrios y tradiciones y no aquello que debería de tener mayor valor, como nuestra cultura, nuestros derechos y nuestra propia integridad. Pensemos en que, al menos en lo que nos concierne, estamos defendiendo los ideales de nuestro país. Dejar que otra nación se mofe aun mas de nosotros nos crearía un rasgo mas de estupidez... Que nos importa en Venezuela o USA hacen las cosas diferentes, ya basta de seguir prototipos extranjeros. Al menos dejemos que nuestros compatriotas en aquel presuntuoso país se sientan beneficiados y defendidos por sus representantes, ¿imaginan lo que esto pudo causarles de no haber hecho nada¿ seguramente mas ofensas e infamias de parte de esos irrespetuosos españoles. Bien por el embajador que nos represento ante esta cuestión. Saludos a todos

Anónimo dijo...

luis.. la verdad no se deben de mofar de los simbolos patrios, compas los simbolos patrios nos identifican de los demas se llama dignidad y amor a la patria, no debemos de permitir que ningun p... se burle de ellos por eso somos un pueblo rico en historia.. valoren y quieran su pais, fuimos y seremos educados por amor a la patria, los politicos van y bienen pero nuetra nuestros simbolos patrios no.

Taito dijo...

Mi querido anónimo: Agradezco tu comentario y respeto tu punto de vista, pero como ahora me asiste el derecho de réplica, te respondo: ¿De qué nos sirve respetar a los símbolos patrios si como mexicanos somos incapaces de defender las cosas más elementales de justicia y equidad que deberían existir en nuestro país?
No es bueno confundir el respeto a la patria con el patrioterismo. Son cosas muy distintas, créeme.
Saludos

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Taito dijo...

Anónimo: Cuando quieras hacer un comentario, el que sea, ten el valor necesario y escríbelo con tu nombre.. si no, no eres más que un cobarde.
Y por cierto, el que debe estudiar eres tú, ignorante. Un ejemplo de que no has terminado ni la primaria: símbolos lleva acento en la i, has de hacer es con z... Cuando leas los periódicos y no seas sólo un fanático cobarde como los muchos que hacen que este país esté en la mierda en la que está, con gusto platicamos...Por lo pronto, tu comentario "anónimo" se va a donde debe: a la basura...

Anita dijo...

(Por: Anita) - Nuestro México tiene tres símbolos patrios que son: El Escudo, el Himno y la Bandera Nacional; profanar, alterar, insultar, entre otras actividades negativas a uno o los tres, es agredir de manera simbólica a lo que representan: A México como Estado, sus instituciones y lo mas importante su gente. De ahí que existen leyes y reglamentos que regulan su uso y que como tal son parte de los protocolos que debemos seguir como mexicanos dentro y fuera del territorio nacional.

Los Estados como las personas e instituciones, tienen una esencia; la esencia de México es diferente a esos países y por ello México es un país respetuoso de sus símbolos nacionales; por ello es primordial informar a las nuevas generaciones -Y las no muy nuevas- de lo importante que es contar con estos y que no solo son parte de eventos deportivos internacionales, sino que son parte de nuestra vida diaria; los seres humanos somos simbólicos por naturaleza.

Nadie ama lo que no conoce, los símbolos tienen significados que debemos conocer, así que a conocer nuestros símbolos patrios y a medida que sean conocidos comprenderemos que México es algo profundo y dejaremos de querer ser como países de cultura jurídica, social, etc. completamente diferente.

Taito dijo...

Anita: Antes que nada, te agradezco infinitamente que hagas tu comentario con tu nombre y con ese nivel de respeto.
De entrada, quiero decirte que estoy completamente de acuerdo en todos los puntos que tocas.
Es cierto, nuestra cultura es muy diferente a la de otros países y de ahí está sensibilidad que tenemos hacia los símbolos patrios.
Quiero decirte, yo soy mamá de dos mexicanos y los estoy educando (y dejando que los eduquen en la escuela) con todos los valores tradicionales a los que estamos acostumbrados.
Pasa, si acaso, que creo que la defensa no sólo debería ser de nuestros símbolos patrios sino de México como país.
Lastimosamente, en el mundo entero tenemos la imagen de ser muy bravos para defender nuestra bandera, nuestro escudo, nuestro himno, pero de ser "agachones" para defendernos absolutamente de todo lo demás.
Sería bueno que, como dices tú acertadamente, entendiéramos que los símbolos patrios son la imagen de una raza, una cultura, un Estado y que la misma reacción furibunda que mostramos ante cualquiera que quiera tocar nuestros símbolos patrios, la mostremos para todo y hacia todos.
Sin ir más lejos, en estos momentos hay una discusión acerca del operativo "Rápido y Furioso", por el cual Estados Unidos sobrevoló suelo patrio... ¿Y por qué en esas cosas no decimos nada?
En fin..
Saludos y gracias por pasar.