viernes, enero 04, 2008

In Memoriam/Gabriel del Río Ortiz

Partió hacia el infinito el pasado 1 de enero de 2008 al punto del mediodía en Querétaro. Había nacido un 23 de marzo de 1932 en la Ciudad de México.

Pero decir eso no es más que relatar el principio y el final de Gabriel del Río Ortiz.

Le tocó nacer de una madre descendiente de una familia aristocrática venida a menos y un padre que cuando conformó la familia Del Río Ortiz ya venía de perder a dos esposas y a los hijos que tuvo con ellas en las garras de la muerte.

Ese aire entre triste, altivo y bañado de cultura le dio una personalidad peculiar a la familia que se ha ido transmitiendo de generación en generación.

De ahí que don Gabriel fue un bohemio, amante de la buena música: tango, bolero, melodías con aires tropicales, jazz, clásico. Había tomado clases de piano en la infancia a instancias de su hermano mayor Eduardo, violinista virtuoso y quien falleciera en el mar siendo aún muy joven. También le rascaba a la guitarra con mucho sabor para acompañar boleros y melodías de invención propia.

Estudió actuación y de su trabajo en ese sentido su obra más memorable fue Pueblito, película de 1962, dirigida por Emilio Indio Fernández, en la que compartió créditos con Fernando Soler, María Elena Marquez y Lilia Prado, entre otros.

Ese mismo camino convirtió a don Gabriel en declamador y uno de los mejores intérpretes de la obra de Rubén Darío, Pablo Neruda, Amado Nervo, Gustavo Adolfo Bécquer, Ramón López Velarde y Federico García Lorca, entre otros.

Su voz de trueno, su personalidad arrasadora y esas armas actorales de utilizaba como herramienta al servicio de la poesía lo hicieron llenar teatros y recibir aplausos de pie en más de una ocasión.

Sin embargo, la actuación pagaba poco y era un medio difícil de sortear para un carácter activo y belicoso como el de don Gabriel. Además, como el eterno enamorado que fue, muy joven ya se había convertido en esposo de doña Sara Luz Arrieta, con quien tuvo cuatro hijos: Gabriel, Isis, Guadalupe y Gabriela, de los cuales fallecieron los dos primeros siendo aún bebés.

Por ello, decidió dirigirse al mundo del periodismo, para aprovechar esa capacidad narrativa y gusto por las letras que le había sido heredada por línea materna.

En esta rama tuvo grandes logros, fue reportero de los de antes, de los que aprenden el oficio a punta de regaños y teclazos. También fue jefe de información y director de medios como el Diario de Jalapa. Su paso periodístico dejó huella en publicaciones diarias como Novedades, El Universal, Rotativo, El Zócalo y revistas como Impacto y Quehacer político, donde se desarrolló como un columnista belicoso y de izquierda.

Porque sí, antes que nada don Gabriel fue un hombre de izquierda, siempre preocupado por la injusticia del mundo, por los pobres, por la arrasadora y ruin actitud de los ricos.

De hecho, en su juventud viajó a Cuba y se instaló allá dos años, justo cuando se desarrollaba la Revolución de la isla. Incluso supo de cerca lo que era la represión.

Su vena de enamorado lo llevó a contraer un segundo matrimonio tras su regreso de La Habana, esta vez con doña Carolina Sánchez, con quien procreó tres hijos: Igor, Boris Gabriel y Brisa.

Y luego un tercero, con doña Taydé Ortega, con quien trajo al mundo a Taydé Cecilia, Juan Gabriel y Américo.

No se puede decir que como padre hizo el intento de convertirse en ocho personas para estar con todos. Sin embargo, a cada uno le legó lo mejor de él y su personalidad tan fuerte dejó huella en sus vástagos.

A finales de los años setenta. Don Gabriel vivió otra de esas historias pobladas de cosas extrañas que lo persiguieron en su vida. Era ya un periodista influyente y se acercaron a él unos personajes que le solicitaron les ayudara a conseguir un par de licencias para montar una discoteca.

Don Gabriel accedió pero solicitó a cambio convertirse en socio del lugar. Fue hasta que la discoteca abrió que se dio cuenta que se trataba de un antro gay. No era que don Gabriel fuera homofóbico, pero había asuntos que no empataban con sus valores y éste era uno de ellos.

Fue así que decidió abandonar el negocio, pidió que le dieran el dinero que le correspondía como socio y con él abrió un lugar como el que siempre había soñado: Una cafetería donde se podía escuchar música y compartir las inquietudes literarias, al tiempo que se tomaba un sabroso café y se fumaba un cigarro, tal como a él le gustaba. El nombre: La Peña de Gabriel del Río.

El lugar permaneció por más de una década abierto. Por su pequeño escenario desfilaron nombres escritos con letras de oro en el medio artístico nacional como Las Tres Conchitas, el Che Reyes, Paco Miller, Fernando Fernández y el bandoneonista Domingo Scapola, entre otros. Se le rindió homenaje al director Emilio Indio Fernández y al boxeador mexicano Julio César Chávez y hubo bohemia para dar y prestar.

Además, fue en ese lugar donde don Gabriel compartió su obra, la de su lado poeta, por el cual publicó libros como La Rebelión de las Flores, con poesía de corte combativo; Universo Cautivo, con haikais, y Desde la Azul Entraña, con temas mexicanistas. Era, como lo anunciaban los letreros para invitar a la gente a la presentación de uno de sus libros: El Poeta del Pueblo.

Claro ejemplo de ello es una de las estrofas de su poema El Rebozo, considerado por muchos una de sus obras mejor logradas: “Para ese rebozo amigo es el cincel de mis versos/ porque lleva entre sus pliegues carnes morenas del pueblo/ y trenzas bien apretadas de negro y frondoso pelo/. Porque es un paño de lágrimas y cruz en el cementerio/ porque en medio de las balas, sube a la sierra sin miedo/ Rayo de luz en la noche, virginal azul de incienso”.

Gabriel del Río Ortiz tenía además dos libros de ensayo: La Guadalupana es española y México, país de traiciones.

Es en esta obra donde radica la inmortalidad de don Gabriel. En esa y en sus ocho hijos, cada uno de los cuales lo honra a su manera, en su trabajo cotidiano, en su ideología, en su labor como padre o como madre de familia.

Yo, soy su hija, Taydé Cecilia, o la negrita, como me decía él. A mi me legó su amor por las letras, por la enseñanza, por la poesía y el arte en general.

Yo lo honro con mi trabajo periodístico, una ideología muy similar a la suya y con un espíritu belicoso que es parte de su herencia.

Pero su personalidad también está en Lupita, su hija médico y combativa como la que más; en Gabriela, también periodista, con su voz gloriosa, su capacidad de enseñar y su inteligencia privilegiada; en Igor, y su gusto por el buen vivir; en Boris y su amor por la declamación; en Brisa y su actitud espontánea; en Gabriel y su virtuosismo en la música; en Américo y su trabajo actoral.

Y yo, al igual que mis hermanos, no permitiré que su legado se pierda en la indiferencia de un país y de un sistema que sólo es capaz de alabar a los creadores que se bajan los pantalones ante el gobierno e ignora aquellos a quienes asiste la luz de la verdad.

¡Don Gabriel, papito lindo, seguiremos en la lucha y hasta la victoria siempre!

20 comentarios:

Carlos dijo...

Taydé querida.
Justo y merecido homenaje que haces a ese gran hombre que fue tu padre.

Recibe en estos momentos de tribulación mi hombro solidario y hazlo extensivo mi pesar a toda tu familia.

Fuerte abrazo.

Gaby del Río dijo...

Tay, hermana y cuñada: ¡Bello! Como debía ser.

Tenías razón en lo que mencionaste cuando me dijiste que lo estabas haciendo.

Aquí perdurará por siempre.

¡Te quiero!
Besos
:)

Guerreros de Luz. dijo...

Bueno , no te conozco y no quiero que te suene a falso , pero lo siento (como a todas las personas a quién le ha muerto alguién tan cercano supongo , en mi caso mi hermano) ...
Soy lector del blog de Gaby y a través de ahí he llegado aquí.

Como os decía , un abrazo y os acompaño en el sentimiento.

Guillermo.

J-oda dijo...

Eres simplemente una hermosa estampa de tan grande hombre!

Que orgullo el que puedas despedirle de manera tan grandiosa!

Hoy te felicito por haber compartido tanto y con tanta calidad con este maravilloso ser.

ABRAZO FUERTE!

Taito dijo...

Carlitos querido: Mil gracias. Ya pasé tu comentario a toda la familia. Siento, de corazón, que estás conmigo.

Gabyta hermosa: Me di cuenta que hay mucho que poner todavía, pero lo bueno es que estos son espacios en blanco que nos dan permiso de seguir escribiendo mucho más. Gracias, cuñadita por tu apoyo en estos momentos y tu cariño.

Guerreros de la luz: Antes que nada, mil gracias por tu presencia en este espacio. Tus palabras me llenaron, como lo dice tu nombre, de luz.

J-Oda: Gracias, amiga, por estar aquí. Tus palabras son un bálsamo para este corazón acongojado. Espero ser siempre una estampa que esté a su altura.

doña borolas dijo...

Cecy: El leer el homenaje que haces a mi papá me remueve infinidad de sentimientos, me trae recuerdos y me hermana mas con mis hermanos. Con ellos me une un mismo sentimiento y nos envuelve un mismo manto: el ejemplo, las enseñanzas que el nos dejó ,que para cada uno de nosotros son distintas,y un amor de padre quizá diferente al común, pero finalmente era su forma de amarnos.
Te quiero mucho, recibe un abrazo lleno de amor.
lupita del rio

doña borolas dijo...

Cecy: El leer el homenaje que haces a mi papá me remueve infinidad de sentimientos, me trae recuerdos y me hermana mas con mis hermanos. Con ellos me une un mismo sentimiento y nos envuelve un mismo manto: el ejemplo, las enseñanzas que el nos dejó ,que para cada uno de nosotros son distintas,y un amor de padre quizá diferente al común, pero finalmente era su forma de amarnos.
Te quiero mucho, recibe un abrazo lleno de amor.
lupita del rio

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Gracias, querida Tay, por permitirme entrar a este mundo que creó tu padre.
Un legado, una herencia que no morirá.

Como tu homenaje desde el amor.
Mi cariño y mis respetos.

Un beso!

Taito dijo...

Lupita, hermana querida: Me dio gusto saber que estabas aquí. Me dio gusto porque ahora que sucedió todo esto tuve oportunidad de revalorarlos a todos, y como ya te lo he dicho muchas veces, te estoy muy agradecida por tu actitud hacia mi papá y hacia nosotros. Lo diré tantas veces como sea necesario, eres un sol. Te quiero mucho.

Feri: Gracias por estar aquí, amiga querida. Gracias por todo tu cariño, por haberte aparecido como un ángel cuando más necesitaba luz. Un abrazo sincero.

Grimalkin el Bardo dijo...

Don Gabriel se ha ido en medio de un intenso resplandor. Sus hijos, reunidos todos por primera vez en al menos un par de décadas, pueden dar constancia de ello. Y se le despidió con un fuerte aplauso, como se hace con los grandes artistas.

Que se refuerze la cadena de unión, ese es un gran tributo que pueden hacerle quienes le conocieron.

Un ósculo de paz, y un abrazo fraternal, hermana.

Américo del Río dijo...

Hermana, este episodio en nuestra vida será fuente de inspiración; la última enseñanza que nos dio sigue resonando en nuestras mentes, es motor de vida.

Paradoja primigenia.

Estás, como siempre, presente un mis meditaciones, hermanita; que resuenen luminosas en tus días; te quiero.

Taito dijo...

Queridos hermanos Grimalkin y Américo: Les respondo hoy, justo cuando se cumple una semana de la partida de mi papá. El tiempo se vuelve tan relativo en situaciones como ésta, por un lado parece no transcurrir y por el otro se siente como si hubiera pasado un siglo. Los quiero y sé que para toda la familia Del Río mi papá será por siempre un faro de luz. Esa es nuestra gran responsabilidad. Gracias por dejar sus hermosos comentarios aquí. Los quiero mucho.

Brisa del Río dijo...

CECI, SEGURO QUE MI PAPÁ ESTARÍA MUY ORGULLOSO DEL HOMENAJE QUE LE HICISTE, ASÍ COMO YO TAMBIÉN LO ESTOY. LO CIERTO ES QUE CADA UNO DE SUS HIJOS TENEMOS UNA PARTE DE LO QUE FUE ÉL Y ASÍ SERÁ POR SIEMPRE, DE ESA MANERA SEGUIRÁ FORMANDO PARTE DE NUESTRA VIDA Y DE NUESTRA HISTORIA. GRACIAS POR REGALARNOS ESE RECUERDO TAN BONITO A CADA UNO DE NOSOTROS. TE QUIERE TU HERMANA BRISA DEL RIO.

Rax dijo...

Hola, Taydé.
Llegué a tu blog porque buscaba en google noticias sobre el poeta Gabriel del Río, y me conmocionó saber de su fallecimiento.
Yo lo conocí, siendo niña, en la Peña: mi tía Estela Maldonado era adicta (digo, asidua) al lugar y muy amiga de tu papá en un tiempo.
Hoy fui a desayunar con ella. Me platicó mucho de tu papá, de lo mucho que lo quería. De lo triste que la puso el alejamiento y lo mal que se sentía, hoy, de haber dejado pasar tanto tiempo sin buscarlo.
Le prometí buscar sus datos y dura es la noticia que le tendré que dar.
Pero sabe que hay gente que sigue recordando la obra y la calidad humana del Poeta del Pueblo.
Te mando un abrazo, aunque no nos conocemos, hermanadas por las letras.
Raquel

Taito dijo...

Querida Raquel: No sabes qué emoción me dio leer tu comentario. Mi intención al escribir una breve biografía sobre mi papá era precisamente que si alguien buscaba noticias sobre él en google, pudiera encontrarlo, saber de su fallecimiento e incluso pedirme orientación sobre dónde encontrar su obra, si era el caso. Me dio mucha alegría saber que tú y tu tía lo tienen tan presente, y quería ofrecerte, de hecho, que si necesitas que tu tía hable conmigo para que yo le explique algo, me pongo a las órdenes de las dos en el correo taydedelrio@hotmail.com. Te agradezco con el corazón tu misiva que me lleno de tantos recuerdos en medio del duelo que estoy viviendo.
Abrazos cariñosos

Taito dijo...

Querida Raquel: No sabes la emoción que me dio leerte. Mi intención al escribir esta breve biografía era, precisamente, que si alguien buscaba noticias sobre él pudiera enterarse de lo que había sucedido, conocer un poco más de su vida y consultarme sobre dónde conseguir su obra, si se daba el caso. Al saber que tú diste con este texto en google me di cuenta de que se había cumplido mi cometido. En cuanto a tu tía, imagino que será difícil enterarse de la noticia, sobre todo si fue tan cercana a mi papá, pero dile que si necesita saber algo más, estoy a sus órdenes en el correo taydedelrio@hotmail.com, desde el cual puedo darle mi teléfono particular para que me llame si gusta. Bueno, recibe un abrazo, y nuevamente gracias por estar aquí con ese recuerdo tan hermoso sobre mi padre.

edithgarcia dijo...

TAYDE CECILIA DEL RIO ORTEGA: DISCULPA QUE HAGA CONTACTO CONTIGO A TRAVEZ DE ESTA PAGINA PERO ME GUSTARIA SABER SI ERES MI QUERIDA AMIGA DE LA SECUNDARIA 2 ANA MARIA BERLANGA, EN CASO DE SER AFIRMATIVA TU CONTESTACION ME GUSTARIA SABER DE TI POR ESTE MISMO MEDIO SOY EDITH GARCIA MENA (MENA) GENERACION 82-85.

Taito dijo...

Querida Edith:
¡¡¡Por supuesto que soy yo, amiga!!!
Vi tu mensaje y me hizo realmente feliz.
Si quieres, para platicar nos contactamos por hotmail (taydedelrio@hotmail.com) o por Facebook.
Ojalá me respondas rápido porque me dio mucha emoción saber de ti.
Un abrazo
Taydé

Gaby Torres dijo...

Hola buenas tardes mi comentario es por lo siguiente: mi madre Margarita Torres siempre me ha hablado de tu padre don Gabriel en su infancia tu abuela fue madrina de mi madre el día de ayer al visitarla me encargo encarecidamente que por cualquier medio buscará algo que hablará o dijera algo sobre tu papá o sobre tu tío Salvador ya que hace años perdió contacto con ellos y bueno mi querida madre no entiende esto de la tecnología de ahora desafortunadamente me encuentro con la noticia del fallecimiento de tu padre hace ya 8 años y verdaderamente no sé cómo decírselo sutilmente a mi madre ya que cada que me plática de todo lo que vivio con tu abuela,las historias siempre terminan con una enorme sonrisa y nostalgia espero puedas leer esto y aunque no conocí a tu padre y tu familia en persona les admiro y les respeto mi nombre es Wendy Torres y si gustas contactarme mi correo es akira_hdc@hotmail.com gracias

Gaby Torres dijo...

Hola buenas tardes mi comentario es por lo siguiente: mi madre Margarita Torres siempre me ha hablado de tu padre don Gabriel en su infancia tu abuela fue madrina de mi madre el día de ayer al visitarla me encargo encarecidamente que por cualquier medio buscará algo que hablará o dijera algo sobre tu papá o sobre tu tío Salvador ya que hace años perdió contacto con ellos y bueno mi querida madre no entiende esto de la tecnología de ahora desafortunadamente me encuentro con la noticia del fallecimiento de tu padre hace ya 8 años y verdaderamente no sé cómo decírselo sutilmente a mi madre ya que cada que me plática de todo lo que vivio con tu abuela,las historias siempre terminan con una enorme sonrisa y nostalgia espero puedas leer esto y aunque no conocí a tu padre y tu familia en persona les admiro y les respeto mi nombre es Wendy Torres y si gustas contactarme mi correo es akira_hdc@hotmail.com gracias