martes, febrero 10, 2009

San Valentín en crisis


“Cuando el dinero sale por la puerta, el amor salta por la ventana”, dice el dicho.
Y sí, aceptémoslo. Es difícil tener detalles, organizar una cena en el restaurante de moda, ir a bailar o reservar en un hotel cuando el dinero sólo alcanza para vivir al día. Y eso es lo que pasa generalmente en una época como ésta, una época de crisis económica para el mundo entero, y justo cuando tenemos encima el dichoso Día del Amor y la Amistad, mejor conocido como Día de San Valentín.
Aunque, como todo, la crisis puede tener su lado positivo. Porque ¿quién quiere ir al restaurante de moda a esperar tres horas a que le asignen una mesa, si es que la encuentran, porque todo está inundado de enamorados?, o ¿quién quiere ir a hacer un tour por los atiborrados hoteles de la ciudad para tratar de reservar una habitación junto con cientos de parejas que tuvieron la misma idea? Y justamente esto es lo que sucede cada Día de San Valentín en épocas de bonanza económica.
Por eso siempre hay que buscar el lado optimista de las cosas. La crisis económica es una buena oportunidad para ser creativos y regalar a nuestra pareja cosas simbólicas, cargadas de amor y sensualidad y gastando el mínimo dinero posible.
Y como yo ya soy una experta en el “hágalo usted mismo y con poco dinero”, decidí elaborar para todos ustedes un regalito: una lista de tips de cosas divertidas con que pueden agasajar a sus parejas en este 14 de febrero.

1) Una serenata. Evidentemente, contratar a un mariachi o a un trío de cantantes para que le acaricien el oído a nuestro amado (o nuestra amada) resulta prohibitivo para nuestros bolsillos; pero siempre se puede aprender a sacarle unos cuantos acordes a la guitarra para acompañarse uno mismo, o bien, conseguir una grabadora portátil y un casete con la música de nuestra preferencia para dedicarle dos o tres melodías cargadas de sentimiento.
Si no tenemos voz, y nos preocupan los posibles zapatazos que puedan lanzar los vecinos en medio de la noche para callarnos, no importa. Es 14 de febrero, casi todo se vale.

2) Un strip-tease. Aquí hay dos modalidades, la femenina y la masculina.
a) En el caso de las mujeres se puede hacer, por ejemplo, la danza de los siete velos. Para ello se requiere un bikini sexy o un bonito coordinado de lencería, y siete trozos medianos de tela (si son de gasa, mucho mejor).
El truco aquí es sostener los siete trozos de tela en el bikini, en puntos estratégicos, para cubrir el cuerpo lo más que sea posible.
Antes de iniciar la danza, se debe crear el ambiente propicio. Escoger un lugar con suficiente espacio para colocar en el suelo un tapete, alfombra o colchoneta (lo que tengamos a mano para dar el efecto) y adornarlo con cojines o almohadas, desde las cuales nuestro amado podrá contemplar el espectáculo cómodamente.
Por supuesto, debemos acompañarnos de una música sensual (la que sea de nuestra preferencia) y una vez que esta arranque, bailar suavemente a su compás, al tiempo que vamos quitando, uno a uno, los siete velos.
Si nos gana la risa en el camino, no importa… no hay que olvidar que reír en pareja también puede ser un potente afrodisíaco.
Y por favor, este no es el día de preocuparnos por aquella molesta llantita. Dejemos que florezca la sensualidad sin inhibiciones.

b) El caso de los hombres es un poco más difícil, porque requiere habilidades para bailar y desinhibirse que muchas veces no tienen.
Si son buenos bailarines, asunto arreglado. Escojan una ropa bonita (la que más les haya alabado ella) y una melodía sexy, y entonces sí, a bailar mientras se quitan cada prenda.
Si en cambio tienen dos pies izquierdos, entonces hagan una parodia de un strip-tease. Insisto, reír también puede ser afrodisíaco.
Pueden por ejemplo vestirse de policía, doctor, médico, jugador de futbol americano (cualquier cosa que puedan inventar con la ropa que tengan a mano), escoger una melodía divertida, tipo Macho Man de The Village People, y hacerla reír.
Créanme que sus mujeres apreciarán el esfuerzo y la paga puede ser muy buena.

3) Chocolate. La idea de esta opción me surgió gracias al libro el Club del Adulterio que ya les reseñé anteriormente.
Sé que pensarán que chocolate es el regalo más común que damos en San Valentín, pero aquí no importa tanto el qué, sino el cómo.
Pueden comprar unos cuantos chocolates, y más que darlos, usarlos.
Por ejemplo, vendar los ojos a su amada (amado) y darle un chocolate antes de regalarle un beso en alguno de esos sitios que ustedes saben que la hace (lo hace) estremecer.
O bien, comprar betún y polvo de chocolate y untarlos en sitios estratégicos. Por supuesto, no se trata de quedar pegajoso al punto de no querer nada más que un buen baño, sino de dar a nuestra pareja unas probaditas del sabroso dulce sobre nuestra piel.

4) Ser EL regalo. ¿Qué requerimos para ello? Un moño, hojas de papel, pluma, velas.
El truco es colocar en sitios estratégicos de la casa frases eróticas, incluso de aquellas que acostumbramos decir en la alcoba, y en cada una poner una flecha que señale a la siguiente. Por supuesto, la idea es que nuestra pareja llegue hasta el lugar que hemos preparado previamente.
Este lugar puede ser el cuarto en el que dormimos, sólo que adornado con velas y, si les gusta, incluso una varita de incienso o un poco de popurrí para aromatizar el ambiente.
En ese lugar esperaremos a nuestro amado/amada, con un gran moño colocado donde más nos guste, y ropa sexy que puede ser lencería en el caso de las mujeres y nada más que unos jeans en el caso de los hombres.
Lo que pase después, ya depende de ustedes.

5) Vales. Este regalo es el más fácil de todos, pero requiere creatividad, porque podemos echar a perder todo con una frase tan poco atinada como, “para una noche de amor con mua”.
La cosa es que los vales sirvan para esas cosas que sabemos que le gustan a nuestra pareja: Vale para un besito en…, o Vale para una mordidita en… En fin, cada cual sabrá que es aquello que vuelve loco (a) a su amado (a) y podrán echar mano de ello.
Eso sí, procuren hacer vales bonitos, y entregarlos varias horas antes de que su pareja pueda usarlos, a fin de provocar que él (o ella) estén un buen rato imaginando lo que sucederá.

Y bueno, ahora sí no hay pretextos… a disfrutar del placer del amor, aún en época de crisis.

¡Felicidades a todos!

10 comentarios:

ElPoeta dijo...

Taíto, yo creo que lo mejor es celebrar el amor cada día del año y no sólo en las fechas que imponen las cadenas comerciales. Te dejo un beso,
V.

Jen dijo...

jaajaja...tienes razón es un día comercial pero ELPOETA,también tiene razón hay que celebrar el amor cada día del año...

cariños...

Evan dijo...

A disfrutar del día del amor!

Bueno, aquí casi no se festeja, me gusta la idea de festejar el amor cada día...

Un beso Tai!

Carmeliux dijo...

Tay.
Están buenísimas las recomendaciones, no hay pretexto para no celebrar en tiempos de crisis.

Te mando un fuerte abrazo.

Olivier dijo...

Falta agregar que después del regalo de la pasión está el regalo del acurrucamiento. Besitos

Vania B. dijo...

Querida Tai: para mí eso del strip tease con escenificacion y velos incluidos es algo que no me nace, como que hay que sentirse supersexi para que funcione. Alguna vez que lo inteté terminé matándome de la risa, antes de empezar siquiera.

Me quedo con la idea de SER el regalo, nunca se me hubiera ocurrido. Después de todo uno la pasa mejor con un poco de imaginación.

Un gran abrazo.

Olivier dijo...

Yo tengo vales pendientes.
Sé que has tenido mucho trabajo, pero ya es hora de volver al bló. Ándele mamacita, no se haga del rogar.

DULCE dijo...

TAITO
POCO A POCO ESTOY VOLVIENDO A VISITAR BLOGS AMIGOS.
ESTUVE DE VACACIONES, MAS LA MUDANZA, MAS LA OPERACION DE MI MAMI, ME QUEDE SIN FUERZAS.
TE QUIEROOOOOOOOOOOOOOOOO
TE DEJO UN ENORME ABRAZO
DULCE

MARYCARMEN dijo...

EL AMOR SIEMPRE MERECE CELEBRARSE...

HAY ESPECIALES FECHAS....
SIEMPRE EL AMOR TODO LO MERECE!

TE INVITO A PASAR POR MIS BLOGS Y SI GUSTAS RETIRAR LOS OBSEQUIOS DEJADOS EN ELLOS.

AGRADECIDA POR TUS VISITAS TE DEJO MI CARIÑO Y MI PAZ
MARYCARMEN
WWW.PANCONSUSURROS.BLOGSPOT.COM Y DE AHÍ A MIS OTROS BLOGS.

Anónimo dijo...

Gracias por las ideas. Solo una más que añadir: Hacer un collage cn fotos y comentarios sobre ellas y los momentos que reflejan. A esto se le pueden añair tickets, entradas de cie, o la tarjta de algun restaurante... cualquier tipo de recuerdo es válido, y otra, que me gusta mucho, s la caja de los sentidos, una caja en la que meteremos un objeto qu identifique cada uno de lo sentidos. Una muestra de colonia (olfato) un bombon (gusto) una foto (vista)... luego decoramos la caja de una manera peronal,y que nade se queje de que no sois detallistas!!