viernes, octubre 31, 2008

El duelo

Y entonces, al partir tú, todo fue confusión.
No había sentido, ésta no parecía ser tu hora aún.
La mente y el corazón negaban la amarga realidad que significaba tu ausencia en esas horas. Tu ausencia de padre, de guía, de amigo...



Y al paso de los días, la confusión se convirtió en cansacio y en tristeza. En un dolor agudo incrustado en el vientre. El dolor de saber que nunca más podríamos compartir la taza de humeante café con la que solíamos acompañar esas largas charlas llenas de anécdotas, discusiones y amor.


Después los días se convirtieron en semanas y luego en meses, y el dolor se transformó en una búsqueda, una imperiosa necesidad de encontrarte, de no dejarte ir, de atraparte de alguna manera, aunque fuera a través de cartas, imágenes y memorias recogidas de todos lados.
Y hoy, exactamente 10 meses después de tu partida, descubro que no te has ido. Tu presencia sigue siendo tan fuerte como lo ha sido siempre, porque sólo pasaste a otro plano, uno que no vemos, pero en el que tú nos sigues, de una forma nueva y diferente pero con el mismo amor de siempre.
Te extraño, sí, y duele aún tu ausencia, pero hoy sé que tu memoria no se borrará mientras los que te amamos no dejemos que tu luz se extinga...



¡Bienvenido, papá!.

* En la primera foto, yo de niña, en medio de mis padres.

* En la segunda y tercera, una foto con papá en los años dorados de La Peña de Gabriel del Río.

* En la última, el pequeño altar de muertos con el que lo recordaré en estas fechas.

12 comentarios:

Isaura dijo...

Nada mejor para recordarlos que una buena ofrenda con lo que les gustaba...
Ánimo Tay! el tiempo pasa y por fortuna trae consigo la paz interior...
Saluditos!

Vere dijo...

Hola Linda
Mi papá falleció cuando yo tenía 11 años, y yo era la regalona de él (mis hermanos hombres lo eran de mi mamá).... y más encima soy la hermana del medio.

Aún cuando hablo de él se me caen las lagrimas sabes??... ya tengo 42 años y te aseguro que siempre ha estado presente en mi...

Besos Linda
UF... soy una llorona!!!

Extraña sensación... aún sigo siendo una niña para él??... y en mis sueños él está vivo... solo perdido por ahí...

Taito dijo...

Isa linda: Mil gracias por tus palabras y por tu cercanía que ha roto la barrera de la distancia en todos estos meses. La ofrenda aún no tiene todo lo que a mi papi le gustaba porque quiero evitar que la comida se eche a perder, pero mañana por la noche tendrá tamalitos, café, pan de muerto, calabaza y whisky en las rocas. Un beso, amiga.

Vere preciosa: Antes que nada, gracias por venir y compartir tu experiencia. Me imagino que el dolor que viviste tú fue más fuerte que el mío, porque al final de cuentas yo era un adulto y tú una niña, pero estoy segura que desde entonces, tu papi como el mío se convirtió en una estrella que vela por ti. Un beso grande.

NORKA dijo...

... que detallazo, en verdad Don Gabriel debe estar disfrutando de uno de esos tres cigarritos que le efreces... me gusta esa pasiòn que sientes y te inspira tu papà, es que siento te saca lo mejor de ti... me gusta eso que leo y veo.

BESO Tay y eso recirdemos los buenos momentos de ustedes dos juntos ...

Taito dijo...

Mi Norkita linda: ¿Sabes qué pasa, amiga? Adoré a mi papá, lo sigo adorando, no sólo por ser uno de los que me trajo a este mundo, sino porque en muchas cosas fue mi guía. Por él escribo, por ejemplo, y en los últimos años, además, hablábamos a diario, a veces dos o tres veces al día. Pero sí, creo que recordarlo es la mejor manera de no dejar que se vaya, y mañana, lo esperaré para que venga a cenar conmigo. Un besote graaaaaande, preciosa.

Evan dijo...

Te admiro, sos una grande de espíritu que sabe reponerse y poder dejar descansar en paz a quien ya se ha ido... tu papi en este caso.

A mi me falta eso... aun no puedo superar la muerte de mi melli :( sigue doliendo como el primer día.

Un abrazo de oso, querida Tay!

Taito dijo...

Mi querida Evan: Gracias por tus palabras. ¿Sabes? Sigue siendo doloroso, pero llevadero. Por otro lado, créeme que entiendo que aún no lo hayas superado, porque lo de mi papi fue el final de un ciclo de vida. No deja de ser triste, claro, pero sé que la estancia de mi papi en este mundo fue larga y feliz. En el caso de tu melli, debes sentir, lógicamente, que aún eran muchas cosas las que podían vivir la una con la otra y eso hace realmente difícil superar el duelo. Créeme que lo entiendo. Pero bueno, al igual que en el caso del papá de Vere o de mi papi, estoy segura que tu melli te está siguiendo los pasos todos los días, en tus sueños y en la vida cotidiana.
Un abrazo graande, preciosa

Laura dijo...

Ay Taydé, ahora sí que me movió el tapete tu ultimo posting... se que no lo sabes, pero yo perdi a mi mami adorada el 20 de marzo pasado, sí, no han sido ni 10 meses.... y me reconforta pensar que -como tu pá- ella también esta en otro plano.... Te mando un abrazote, y digamos salud! por nuestros "seres queridos del otro plano"..... Laura.

Taito dijo...

Mi Lau queridísima: No tenía idea... Es fuerte perder a seres que nos definieron como ellos, pero me alegra que tú, como yo, sabes que siempre estarán en ese otro plano para nosotros, ¡salud, amiga! Un beso

Carmeliux dijo...

Hola Tayde.
Se que es difícil superar la perdida, no se que decirte pues se me rompe el corazón, al ver en tu blog por la pena que te embarga.

Un fuerte abrazo amiga, sabes que cuentas conmigo.

Carlos dijo...

Bendita sea su presencia Taíto.

Te abrazo fuerte amiga mía!

Taito dijo...

Gracias, Carlos. De verdad.
Gracias porque fuiste de los primeros en acompañarme y porque ese hombro solidario que me ofreciste y las palabras que me regalaste me siguen acompañando hoy.
Un beso