sábado, enero 13, 2007

El recurso del miedo

Estaba dispuesta a escribir aquí un correo donde hablara claramente de la manera en que el nuevo gobierno de México pretende infundirle miedo a la gente, a través de comerciales donde se alaba al Ejército y al mismo tiempo se advierte que el "presidente" entrante no permitirá "que se altere el estado de derecho". Yo entiendo esas palabras, como: el que no esté conmigo, está en mi contra y por lo tanto debe ser castigado, y las firma la Presidencia de la República.
Había decidido escribir de este tema porque estoy convencida que son las razones y no el miedo los que deberían convencer a un pueblo, y que aquellos que a lo largo de la historia han usado las amenazas, veladas o no, para amedrentar a millones de personas se llaman dictadores y generalmente son personas cobardes y acomplejadas que tienen mucho que esconder. Se trata de ezquizofrénicos que sienten, por turnos, delirios de grandeza y delirios de persecución.
El caso es que mientras me preparaba para escribir, un primo me envió este comunicado del Grupo Sur que da mucho más razones de las que yo quería dar.
Les invito a que lo lean, y si como yo, tienen miedo de que acabemos a expensas de un emulo de Napoleón o de Hitler, les suplico que copien y reenvíen este texto cuantas veces sea necesario.

Alto a la tentación dictatorial
Grupo Sur: Guillermo Almeyra , Cristina Barros , Armando Bartra , Marco Buenrostro , Elvira Concheiro , Héctor Díaz-Polanco , Javier Flores , Víctor Flores Olea , Gerardo de la Fuente , Arturo Huerta , Epigmenio Ibarra , Massimo Modonesi , Lucio Oliver , Carlos Payán , Consuelo Sánchez , John Saxe-Fernández y Gabriel Vargas Lozano
1 Las fuerzas de la derecha, representadas por Felipe Calderón, han dado muestras de un impulso autoritario que, de no ser detenido inmediatamente por la resistencia social, podría desembocar pronto en un régimen abiertamente totalitario. El gobernante impuesto se conduce como si hubiese obtenido una aplastante victoria electoral el pasado 2 de julio, y la ilegitimidad de la violencia que comienza a poner en juego podría dirigir al país hacia una dictadura.
Algunos síntomas de la proclividad al autoritarismo son los siguientes:
* La criminalización de la protesta social y el uso faccioso de leyes e instituciones para amedrentar a dirigentes sociales y a la población en general.
* La colocación de fuerzas del Ejército, vestidas de verde o camufladas de azul, en las calles de muy diversas zonas del país, mientras el señor Calderón se exhibe con atuendo militar.
* El control faccioso y mendaz de los medios de comunicación, de los que progresivamente se eliminan voces disidentes, al tiempo que se toman medidas persecutorias contra emisores que osan dar mínimo espacio a la crítica.
* El nombramiento, cínico y retador a la inteligencia social, de un gabinete en el que se incluyen violadores de los derechos humanos, ex funcionarios de funestos organismos internacionales, bandoleros corporativos y corruptos de amplia fama pública.
* La campaña desaforada de odio y estigmatización, que continúa la que echó a andar Vicente Fox en contra de Andrés Manuel López Obrador y el movimiento social que lo acompaña. La derecha no ahorra epítetos y groserías: "loco" o "mesías" son los términos más sutiles con que locutores y lisonjeros del poder suelen referirse al Presidente Legítimo de México.
* La represión contra quienes piensan diferente, que despunta en las oficinas gubernamentales. Comienzan a darse casos de acoso a servidores públicos y despidos por razones de preferencias políticas e ideológicas.
* La colusión del Poder Judicial con los poderes fácticos, como lo ilustra la escandalosa exhibición del, hasta hace poco, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación con el todavía gobernador de Puebla, Mario Marín, y la "donación" de éste de un terreno al órgano judicial que debe juzgarlo.
El ataque, vía formulación presupuestal, a la educación, la ciencia y la tecnología, el campo, el desarrollo social y la cultura.
Como nunca antes en México, la tentación autoritaria del régimen asume un carácter abiertamente clasista, inclusive racista. Con tal de sostener los privilegios de las elites políticas y económicas, mantener contra viento y marea las instituciones e intereses del Imperio (que al parecer ya nombra directamente funcionarios en nuestro país), se es capaz de todo: matar, encarcelar, torturar y hacer ostentación de pactos con los grupos político-caciquiles.
Los integrantes del Grupo Sur hacemos un llamado a todos los ciudadanos democráticos, trabajadores, indígenas, jóvenes, mujeres, empresarios nacionalistas, intelectuales y estudiantes, a todos los que están siendo amenazados, excluidos y amedrentados por el bloque de la derecha, a movilizarnos para detener, de inmediato y de tajo, ese derrotero.
2. La violencia autoritaria de la derecha pretende sofocar la indudable fuerza, no sólo de la izquierda, sino de la sociedad que se organiza y los ciudadanos en general. La desesperación de la derecha es producida por:
La deslegitimación creciente de su modelo económico y de dominación. El régimen neoliberal sufre una profunda crisis de hegemonía, pues la mayoría del pueblo mexicano lo repudia, y la sustitución del respeto social por la adulación pagada en los medios no hace sino deslegitimar cotidianamente, aún más, las bases de su poder.
La creciente fuerza de la izquierda social que, en Oaxaca ejemplarmente, puede sostener un movimiento de resistencia durante meses y sobrevivir a un ataque estatal en toda regla. Fenómenos de tenaz resistencia se diseminan en todos los rincones del territorio nacional
* El sorprendente poder de convocatoria de Andrés Manuel López Obrador, que ha sido capaz de movilizar a millones de mexicanos contra la imposición y por un básico proyecto democrático.
El agotamiento del modelo neo-oligárquico en todo el subcontinente latinoamericano, que va dejando cada vez más aislado al régimen fondomonetarista de la derecha panista.
Es nuestra fuerza, no nuestra debilidad, la que hace soñar a la derecha con soluciones dictatoriales. Necesitamos volcar esa fuerza sobre las calles, sobre los medios, en los análisis y debates, para detener los delirios represivos de la derecha.
3. Poner un dique a la tentación dictatorial calderonista es acción inmediata que no riñe, sino al contrario, con la responsabilidad de construir un proyecto de nación alternativo. Sobre la base de impedir el desmantelamiento de lo que queda del Estado social mexicano, que debe unir todas las manifestaciones ciudadanas en resistencia, se requiere crear nuevos diseños económicos, institucionales y nuevas prácticas políticas que cristalicen en un México renovado, democrático, justo e incluyente.
Para ello se requiere impulsar un vasto proceso de autorganización de la sociedad que se enfrente, sobre todo, al modelo neoliberal excluyente. Los primeros meses de 2007 deben ser un periodo de entusiasta e imaginativo esfuerzo de organización.
El Grupo Sur considera que la unidad de propósitos de todas las fuerzas progresistas es una condición indispensable para la transformación del país. Todas las formas organizativas, todos los proyectos transformadores, las más variadas prácticas han de confluir en una coordinación compleja, en un bloque histórico que sea capaz de poner en acto el poder social frente a los mezquinos intereses privados.
Hacemos un llamado a la Convención Nacional Democrática, a la APPO, a la otra campaña, a las organizaciones del Diálogo Nacional y a las otras agrupaciones que se han dado en los sectores sociales resistentes a iniciar de inmediato un proceso de acercamiento y unidad, cimentado en un programa mínimo. El freno a la predisposición autoritaria del régimen debería ser, en lo inmediato, el primer punto de ese nuevo pacto.
Tlalpan, 10 de enero de 2007

6 comentarios:

Feripalípula dijo...

Nada que sea "mezquino"es bueno, ya sea privado o público....Menos tratándose de gobiernos, gente, gente, genteeeeeeeee !!!!!!!!

Una amiga secreta :)

ilne dijo...

Es de dificil solución, la unidad de los partidos de izquierda y la concienciacion del pueblo daran esperanza.¿no hay un partido opositor que le de tirones de oreja?
solo decirte que animo.
y que nadie os domine por la fuerza y el miedo.
A LAS BARRICADAS!!!!!

Grimalkin el Bardo dijo...

No podemos olvidar, hermana, que detrás de la imposición de la derecha en la presidencia de México se encuentran muchas manos, y que no es obra ni tarea de una sola persona lo que ahora ocurre en nuestro país.

Yo pienso que la mayor equivocación que podemos cometer es pensar que ese pequeñajo, que el primero de diciembre se hizo con la devaluada banda tricolor, es un líder con capacidad e inteligencia suficientes para operar acción alguna. Veamos si no, lo que ocurre con el campo y el problema del maíz, derivado de la especulación que están realizando los empresarios. Veamos si no la problemática con el magisterio, el problema del narco, los estallidos sociales en distintas regiones del país, asuntos tods detrás de los cuales se mueven las manos de caciques, lidercillos, delincuentes de cuello blanco, criminales ensotanados, mafiosos de todas las calañas, los mismos que promovieron el costoso fraude electoral, y los mismos que mueven los hilos que sostienen al usurpador actual de Los Pinos, cuyo inexistente plan de gobierno era tópico conocido por todos desde antes de que se llevara a cabo el fiasco del 2 de julio del 2006. De ellos sí hay que cuidarse. A ellos hay que observarles, a ellos hay que cerrarles el paso, porque son ellos los que mueven al país hacia el desastre. Su títere no tiene poder alguno, ni inteligencia, ni capacidad, y sus intentos por legitimarse le llevan hoy a ponerse la casaca verde olivo y mañana la camiseta de cualquier equipo de futbol, pero no es él la voz cantante, ese señor peloncito de lentes no es otra cosa que uno más de los miembros del coro.

Secundo sin embargo la idea de difundir ideas como la expresada en éste documento firmado por el Grupo Sur, integrado, hasta donde tengo conocimiento, por intelectuales y catedráticos de distintas ramas. Porque es en la voz popular en donde comenzará a notarse la verdad, como aquí se da cuenta. Porque el Hasta Aquí a las verdades oficiales transmitidas por televisión no fue una broma, porque no podemos seguir permitiendo que nos tomen el pelo, y porque, ante todo, no estamos solos, y esa es una victoria que ningún fraude electoral podrá arrebatarnos.

No bajemos la mirada, ni dudemos un sólo instante, que no somos nosotros quienes deben avergonzarse, porque no somos nosotros quienes operamos la especulación, el tráfico de influencias, el fraude electoral, ni la mentira en los medios, ni somos tampoco garantes de la ignorancia, el atraso y la miseria, como lo son ellos.

Levantemos la cabeza con orgullo, hermana. Y sigamos adelante.

Saludos.

gonzalo dijo...

habrá que estar alertas y emplearse a fondo contra la insolencia, contra la injusticia.

Gaby del Río dijo...

Hola, Tay! Ya ando de vuelta!!
Bien, no podemos dejarnos llevar tampoco por lo que diga la televisión, hay que recordar que por eso fué que la apagamos para no prenderla nuevamente, desde un principio hemos sabido que no es "El Presidente" quien maneja todo ésto, hay mucho más detrás de él que son quienes manejan todo el asunto, éste tipo no es capaz ni de dar una orden por sí mismo, se le cruzan los cables al pobre, es un imbécil, pero en fin, debemos seguir firmes, y pasando la voz.
Besos
:)

Taito dijo...

Feripalipula: Cierto, la mezquindad es uno de los peores horrores humanos. Da miedo estar presa de ella cuando quien la tiene es quien pretende gobernarte ¿no?

Ilne: Querida amiga, fíjate que sí hay oposición, de hecho mucha y compuesta por la mayoría de los mexicanos, pero llevan meses haciéndose tontos, por eso prefieren proferir amenazas en vez de dar razones, porque saben que somos muchos los que estamos en su contra.

Grimalkin, hermanito: Tienes razón, concedo demasiado mérito a este pobre títere, pero al final de cuentas es él a quien ponen a bailar al frente... hasta para eso son cobardes. En fin, por lo demás, no puedo agregar nada a tus palabras, porque tú lo dices todo y excelentemente, como acostumbras.

Gonzalo, qué gusto tenerte nuevamente y con tan certeras palabras.

Gabyta: Me da mucho gusto tu regreso, cuñis, creo que yo también ya me reincorporaré cual debe ser al espacio. En cuanto a lo que dices, como le dije a Grimalkin, creo que sí le concedí demasiado mérito al fulanito éste, pero es el que está ahí, de tiro al blanco. Nos estamos saludando, querida.