sábado, enero 27, 2007

Este pinche mundo "light"


La verdad es que no encontré otra palabra mejor que un altisonante y liberador pinche para definir a este mundo "light" en que nos consumimos en la primera década de este tormentoso siglo XXI.
Dice el diccionario que la palabra pinche alude a un ayudante de cocina, pero inmediatamente después ataja este significado más bien simplón para aclarar que en México utilizamos este bendito término para referirnos a algo que nos parece despreciable. Es una palabra altisonante, es cierto, pero como todas las que pertenecen a este género, bien usada puede dar en el blanco de mucho mejor manera que cuando se intenta guardar la corrección política.
En fin, el punto es que quiero hablar, como lo reza mi título, de este pinche mundo "light". No me refiero con este término únicamente a una cuestión consumista referida a los refrescos, leche, yoghurt y un sinfín de etcéteras bajos en calorías. Hablo de un concepto general.
Me explico: Los sistemas políticos y sociales de hoy pretenden que los humanos seamos "ligeros" en todos los ámbitos de la vida. Que nuestra salud sea ligera, que nuestros gustos sean ligeros, que nuestras costumbres sean ligeras y lo que es aún peor, que nuestro pensamiento tenga una gran dosis de ligereza.
Vamos punto por punto: Para ser una persona "in" en el mundo "light", yo tendría que empezar por cuidar mi alimentación. Esto significa, primero, consumir productos saludables, bajos en calorías y sin glutamatos (se los dejo de tarea), que me permitan tener una cintura de menos de 80 centímetros. Eso sí, como el mundo "light" nunca se pone de acuerdo y cae en las más ridículas contradicciones, me dicta que yo debo estar baja de peso, sin abdomen, con cintura pronunciada, pero no tanto que llegue a niveles de anorexia o bulimia.
El mundo "light" también me ordena que evite comer cualquier alimento que tenga cancerígenos, como los productos enlatados, o que me eleve el colesterol y los triglicéridos. Me sugiere que en lugar de eso consuma vegetales y frutas (las carnes de todo tipo también deben ser vistas como "el enemigo"). Por cierto, la última moda es comer vegetales y frutas "orgánicos", a los que no los haya tocado ni una brizna de pesticida, porque de lo contrario, me dirigiría a una muerte segura. Por aquello de las recochinas dudas, mejor seguir dietas como la vegetariana o la macrobiótica, consumir zumos en gran cantidad, beber mucha agua, siempre y cuando sea embotellada (y si es de buena marca hasta es para presumir), y evitar lo más que se pueda el huevo e incluso la leche con lactosa. ¿Que no tienes intolerancia a la lactosa? No importa, hombre, lo ideal es estar "in".
El mundo "light" me ordena hacer mínimo 30 minutos de ejercicio diario para mantenerme saludable y fuerte. Eso sí, también me aconseja que traiga el auto del año y por ello no me advierte que evitar la sana costumbre de caminar un poco, me provoca más estrés y es más perjudicial que no llevar una rutina de gimnasio. ¡Incongruencias típicas del capitalismo!
El dichoso mundo "light" me obliga a rendir lo máximo en la oficina, así que no está mal tomar multivitamínicos como una rutina, incluso sin consultar al médico, porque qué me va a decir el médico que no me pueda decir una interesante revista "de hoy".
El mundo "light" me conmina a tener el mejor sexo del mundo. Si no lo logro de manera natural -que por cierto es como todos deberíamos lograrlo- para eso están los medicamentos auxiliares, los ejercicios y los libros de autoayuda.
El mundo "light" me dicta que para triunfar en la vida debo ser hermosa o guapo, y tener lo último en vestidos, autos, equipos de computación, iPod, MP3, DVD, juegos de video, en fin, las delicias del consumismo.
El cigarrro es el demonio del mundo light, perseguido, vilipendiado y malvisto. El alcohol no tanto, porque al final de cuentas, todo aquel que vaya a un antro a chacotear está "in", y ello incluye convivir con unas copitas de por medio. Por su parte el café, antes criticado por este mismo mundo, ahora resulta que no sólo provoca adicción, irritación del estómago y estados nerviosos alterados, sino que tiene propiedades medicinales recientemente descubiertas. Ya lo decía, contradicciones de este pinche mundo "light".
Para pertenecer al mundo "light", yo tengo que estar al tanto de todos los adelantos tecnológicos, saber hablar con soltura de las cremas, shampoos y perfumes con los que acostumbro embellecerme, conocer por lo menos a los personajes más sobresalientes del jet set internacional, tener al día los reportes de los últimos regímenes dietéticos y rutinas de ejercicios que he hecho por si salen al paso en alguna conversación y comportarme con educación pero al mismo tiempo con un cierto desparpajo que indique que soy "cool".
Pero no todo es superfluo, por supuesto. Al mundo "light"también le interesa apoyar la lectura y propone para ello libros que nos ayuden a crecer, como Caldo de Pollo para el Alma, Los Hombres que las Mujeres Odian, Como Servir la Mesa si Tenemos Invitados y otras delicias.
Si de otros temas de cultura se trata, para eso están los "reality show"
En fin, el caso es que seguir las pautas del mundo "light" y ser correctos en esta época, significa volvernos paranoicos y no vivir en la sana libertad que la filosofía de todos los tiempos ha buscado para el hombre. De paso, significa no pensar, no hacerse preguntas existenciales y no indagar demasiado en las profundidades del espíritu humano, que al fin y al cabo esta es una tarea para gente tiesa que no está al último grito de la moda.
Yo, la verdad, me opongo rotundamente al mundo "light": procuro comer lo que me da la gana sin reparar en las calorías, duermo a la hora que lo necesito, bebo lo que quiero y cuando así lo necesito, hago ejercicio cuando mi cuerpo me lo pide, leo a grandes escritores y lo más sabroso de todo, ¡me importa un rábano si los demás están de acuerdo o no!
Al fin y al cabo, mis ancestros vivieron una vida plena sin tantos dictados ni tanto imbécil detrás de ellos que les advirtiera de todo aquello que era supuestamente "dañino para la salud" física, mental, sexual y social. Yo quiero vivir y no sobrevivir cada día con el miedo de que me llegue la muerte por no ajustarme a este pinche mundo "light"

13 comentarios:

feripula dijo...

Me encantó este post...tan cotidiano y útil.
La verdad, es que yo me fijo un poco, mas que nada en el tema salud...porque hoy por hoy...te hacen comer plastico!

Sabías que la margarina, por una molécula de diferencia, no es plástico?
Imaginate lo que comen los chicos, que está, creciendo...y los grandes, que no se quieren morir!


El stress actual está directamente relacionado con este mundo light.

Los psicólogos deicen que sufrimos tantos estimulos hacia el "cambio..." que no logramos adaptarnos y esto conlleva al famoso estrés.
Por eso aconsejan mantener ciertos rituales, hábitos, horarios...en fin, elementos cotidianos, que relajen y no se padezcan.
La familia vive mejor, uno que es adulto no vive permanentemente influenciado, se establece un "clima" de cierta armonía.

"reality show" es eso que vemos cuando prendemos la tele, o leemos revistas...o nos quieren meter a toda costa y sin ningun problema de conciencia.
Crear temor, inseguridad, correr el andamio,....es manipular, para dominar.
Ser inteligente en el sencillo modo de vivir nos hace más felices, aunque engorde un poquito...:)

Un abrazo! Te debo el comment anterior.
El rábano me lo hice en ensalada...light! jaja!

el fantasma de la libertad dijo...

Tay,

Me mataste con eso de "Caldo de Pollo para el Alma", pensé que era un invento tuyo, pero lo busqué y... EXISTE!!! Te agradezco TANTO haberme iluminado con este título... no puedo esperar por contarle a mis amistades de este descubrimiento! :)


Sabés mi adhesión hacia muchos de los puntos que tocás, sobretodo a la pauperización del pensamiento profundo; todos creemos ser profundos, aún cuando decimos las obviedades más superficiales del mundo... Y parte del motivo es que todo el mundo cree que a los dieciocho años debe tener una posición ante la vida, la sociedad y todo lo que la rodea. Esto limita toda capacidad de duda, algo fundamental para desarrollar el pensamiento.

Yo tengo treinta años, y no tengo idea de nada. Afortunadamente.

Pero entre todos los puntos, quería rescatar uno en particular:

"El mundo "light" me conmina a tener el mejor sexo del mundo."

Estoy de acuerdo con que hay una especie de slogan flotando por el aire moderno acerca de esto, y me pregunto entonces: ¿cómo será tener el mejor sexo del mundo?

Yo espero que haya todavía muchos que cuando entran en situación íntima, esperan aún vivir algo muy de ellos, incomparable e inenarrable. Algo que olvidan las revistas Cosmopolitan y que nunca vemos en las escenas de hollywood.
Lo demás es target marketing, y finalmente no tiene nada que ver con el placer, el disfrute, la complicidad, el goce.

Cordiales saludos de un pinche lector ;)

Taito dijo...

Querida Feri: Entiendo lo que dices respecto al tema de la margarina. Fíjate que a mí me parece bien que la gente decida, con la libertad que lo has hecho tú, que no comes margarina porque descubriste, vía lecturas, quizá documentales, que hace daño a tu salud. No digo que sea incorrecto cuidar la salud, en lo absoluto, yo también tengo mis reglas al respecto, y en tu caso, además, alertar a los alumnos sobre ciertos cuidados elementales de la misma es importantísimo y estoy segura que lo haces cotidianamente. A lo que me refiero, sin embargo, es a lo que dices más abajo: a la presión, que los psicólogos ya han reconocido, causada este constante bombardeo de publicidad dictándote que lleves una vida "saludable", lo cual es razón directa de una buena parte del estrés de nuestros días. Gracias, amiga, por tus comentarios siempre cariñosos.

Querido Fantasma: ¿Así que no sabía lo de Caldo de Pollo para el Alma, eh? Y le tengo otros títulos por si quiere empezar su biblioteca light: "Las Mujeres que Aman Demasiado", "Padre Pobre, Padre Rico", "El Manual de la Perfecta Cabrona", "El Arte de Comvivir en la Vida Cotidiana", unas verdaderas delicias para desconectar el cerebro y no pensar nunca más. Respecto al pensamiento, lo dice mejor usted que yo... el pinche mundo light pretende que "pensemos", pero que "pensemos" lo que él nos dicta. No quiere que usemos el cerebro para la reflexión y el cuestionamiento. Yo, como usted, no sé nada de nada, y para mí mejor, porque así estaba en sus mejores momentos mi buen y sabio amigo Sócrates. En cuanto al sexo, también coincido con usted. La cuestión en este mundo "light" es que pretende ordenarnos incluso cuál es la manera correcta de desenvolvernos en esa parte de nuestro mundo que debería ser la más íntima, la más libre y la más natural de todas. ¡Una verdadera flojera! Vaya, le cuento que a finales de diciembre me topé, en una revista, con un artículo que rezaba, "Tus 12 propósitos sexuales para este 2007". ¿Y por qué 12, me dije yo? ¿Y si quiero que sean 20, 30, 1 ó 2? Qué terrible ¿no? En fin, en cuanto a lo de pinche lector, sólo le acepto que se adjudique a sí mismo este término si tiene por costumbre ayudar en la cocina en sus ratos de ocio. De lo contrario no, porque usted no tiene nada de despreciable. Abrazos cordiales.

el fantasma de la libertad dijo...

Tay,

jajaja,
Muero por hojear "Las Mujeres que Aman Demasiado" y "El Manual de la Perfecta Cabrona". (hojear, creo que a los 20 minutos de risas socarronas ya no podría seguir...).

Alguna vez he visto "Padre Pobre, Padre Rico" en las librerías, de lejos y con extrema desconfianza.

Qué género ese de la denominada "autoayuda"... y, de paso, ¿quién fue el genio que inventó esa denominación?.

Igual "Caldo de Pollo para el Alma" creo que sigue siendo el mejor título del que he sabido en mi vida... parece una broma dadaísta!

En cuanto a esos artículos como "Tus 12 propósitos sexuales para este 2007", u otros de factura similar como "Los 10 trucos infalibles para volverlo LOCO en la cama" son muy divertidos, el truco es no tomarlos en serio. Recuerdo haber reído mucho leyendo cosas así bien acompañado, el problema es que hay gente que realmente los lee como suerte de "escrituras sagradas", y eso sí que debe empobrecer tanto la sexualidad como el pensamiento.

Saludos Tay, está divertido debatir este tema, después paso a ver si hay nuevos títulos de libros ridículos...

pd: solía tener por costumbre ayudar en la cocina...

Taito dijo...

Querido Fantasma: Déjeme le seguimos con la lista de títulos, porque ya se puso amena la charla, mientras nos reímos a tambor batiente de este tipo de "autores". Hay un individuo mexicano, se llama Carlos Cuahutémoc Sánchez, no recuerdo todos sus títulos, pero por favor no se pierda Juventud en Éxtasis. Yo no lo he leído, pero el título lo dice todo. También está ¿Quién se ha llevado mi queso?, que por el título parecería tener la intención de crearle un mundo light al Ratón Pérez, el de los dientes. Para los especialistas en dietas, nada mejor que Comer Adelgaza... En fin, la verdad es que me sé todos estos títulos porque cuando he llegado al colmo de la ociosidad, mi marido y yo tenemos como pasatiempo malsano detenernos en la sección autoayuda de las librerías o supermercados a reír como unos condenados con estos títulos y sus correspondientes sinopsis. Y sí, como dice usted, qué carámbanos querra decir autoayuda. Parecería querer indicar que la intención es que uno se ayude a sí mismo, pero la existencia misma de estos libros, contradiría esta explicación tan simple, pues una vez que requiero un libro que me dicte como ser, dejo de ayudarme a mí mismo ¿o no? En fin, creo que sólo me hice nudo tratando de deshacer este embrollo. Seguro usted también ha visto algunos títulos de tan memorable colección, así que no sea egoísta, busque en la memoria, y comparta.

Isaura dijo...

Veremos que tan coherentemente escribo a las 5 am (ya sabes, chingao insomnio)
Me gustó mucho tu reflexión sobre el mundo light, sobre todo porque a veces nos enreda con sus garras huesudas y malolientes por tanta hipocresía.
Coincido contigo en observar la ligereza del ambiente, influída por unos medios de comunicación que ensalzan lo superfluo.
Creo que se ha perdido de vista totalmente que las comodidades del mundo están para servirnos, más no para esclavizarnos. Que el exterior es mero adorno, pero lo verdadero se encuentra dentro y radía hacia el exterior.
No negaré que me hacen rete feliz los gadgets, me gusta viajar en auto hacia algún lugar o guste mejorar mi aspecto con algún producto que me ayude a tal efecto (como quitarme los granos o hacer verse bonito mi cabello), pero creo que el verdadero peligro es volverse esclavo de todo esto. Esto aplica también a lo social, cultural y político.
Respecto a lo sexual, creo que estamos viviendo una época que sobrevalúa el sexo, invitándonos a explorarlo en todas sus formas y sentidos, pero perdiendo la esencia real del acto y convirtiéndolo en un producto más, algo "light"
Total que esta sociedad de hoy nos invita a buscar la profundidad en nosotros mismos y expandirla entre la gente que amamos, rezando porque no se dejen contaminar por el externo y superfluo mundo light.
Abrazos insomnes Tay!

ilne dijo...

Mira, yo siempre digo que a los gobiernos no les interesa que estemos enfermos, no
Por una cuestión humanitaria sino mas bien por puro gasto de la seguridad social.
Cuando una enfermedad empieza a engordar el gasto ponen todos los medios para que no que tomemos conciencia del riesgo.
Ni que decirte del tabaco nos lo prohíben en todas partes nos tratan como apestados, pero en España la tabacalera es del estado y la cantidad de impuestos que se pagan por cada cajetilla van a para a las arcas, en el momento en que el gasto en sanidad para curar las enfermedades producida por el tabaquismo fue superior al ingreso de los impuestos recaudado por el tabaco ya empezaron a frenarnos y a tratar de que fumemos con moderación o que lo dejemos. ¿Pero realmente les interesa que dejemos de fumar?
¿Realmente están dispuestos a perder la tajada que se llevan del tabaco?
Y sobre el pensamiento que decirte, puedo contarte que en los noventa querian quitar las clases de filosofía. Solo hay que encender la tele y ver cual es el nivel que nos ofrecen o valorar cuales son los libros mas vendidos o la cantidad de revistas dedicada a la belleza o a decoración, casas para muy pocos, pero esa es nuestra zahoria, y seguir sin cuestionar nada.
Yo siempre dije que era anti light, pero de lo que si soy partidaria es de una vida sana.
Que creo que son dos cosas diferentes ya que no creo que esos productos que son lights sean muy fiables imagínate el pavo light…o la coca cola light….mantequilla light….
Mac donalds light,,,¿? Yo siempre digo come de todo y no abuses de nada.

Ya lo dijo Platón : mente sana cuerpo sano.
un beso muy fuerte. guapa.

gonzalo dijo...

pinchísimo este mundo. de allí la delicia de lo excesivo.

Taito dijo...

Mi querida Isa... Eres completamente coherente a las cinco de la mañana. ¡Estos insomnios que no nos dejan! Yo llevo varios al hilo y no me siento orgullosa, sino más bien ojerosa de ello...Diste al clavo, Ixa linda, el problema no es que nos atraigan las ofertas del mundo light, se vale, es una cuestión de libertad fundamental, lo malo es que quieran volvernos esclavos de ello, que pretendan hacernos creer que si no tenemos todo lo que está "in" no somos nadie, no valemos, que si no eres flaca como hueso, que si no tienes lo último de lo último de todo, que si no eres una verdadera tigresa, no existes. En fin, suerte que sé que todos los amigos de este espacio están, como yo y como tú, al otro lado de la valla. Un beso.

Mi amiga Ilne: Como suele pasarnos coincido contigo. Yo creo también que esto del mundo light está profundamente ligado con los gobiernos del mundo, con los intereses económicos, con el mercado. Lo del cigarro es un ejemplo claro de ello, y mejor aún, es un ejemplo claro de las ridículas contradicciones que mencioné en el texto: Por un lado, te alertan de que es dañino, pero no le ponen ningún tipo de límite a la venta del mismo, lo cual sólo ha provocado una honda división en la sociedad, una paranoica división entre fumadores-no fumadores. Yo, como tú, creo que la mente sana está en el cuerpo sano, pero la salud tiene que ver con otras cosas. Es decir, yo creo por ejemplo en la importancia de una buena alimentación, pero me niego a cuestionar cada cosa que como: que si esto tendrá más o menos calorías, que si esta fruta habrá sido bañada de pesticida, que si tal alimento tiene o no fibra. Los médicos de todos los tiempos pueden explicarnos sin tanta vuelta lo que es una buena alimentación basándonos en la pirámide alimenticia. Yo me quedo únicamente con eso, porque lo demás, amiga, es producto del pinche mundo light, como tú ya lo dijiste bien. Te quiero mucho... espero carta ¿eh?

Gustavo: Me encantas, por eso ya estás en los links. Puedes resumir una idea tan claramente y con tan pocas palabras. Las delicias de lo excesivo, ese es precisamente el punto.

boris dijo...

hola, primero gracias por tus palabras, sigo tu linea, la libertad de ser tu propio editor..
te felicito por tus hijos como fan de star wars, veo que tu hijo tiene buen gusto para sus juguetes
sobre lo que escribes, concuerdo contigo, si pensaste ser escritora tu sabias que tu colega isabel allende empezo a escribir despues de muchos años años de ejercer..
saludos, boris

Taito dijo...

Bienvenido, Boris. Espero que vuelvas seguido. Te cuento algo, yo llegué a tu página por dos razones, una porque me llamó la atención tu nombre, que también es el de un medio hermano, y dos, porque estoy casada con un fanático de Star Wars y de los comics, y para mí todo aquel que tenga alguno de estos aspectos en su personalidad es casi de la familia. Por eso incluso ya te incluí en los links, ya que además tienes un espacio muy interesante. Un abrazo sincero

Anónimo dijo...

Un comentario muy tardio, que no esta demas :
Pensando en mi misma creo que ciertamente este mundo consumista me bombardea de informacion y de des informacion todos los dias y a todas horas, afortunadamente tengo el intelecto para disernir y elegir lo que quiero o no quiero, asi mismo de informarme ampliamente si algo no me quedo claro, afortunadamente y sobre todo creo que NO ME ORDENA que hacer o no hacer.

La dieta vegetariana no es un tema de moda para mi, es una dieta milenaria , establecida por culturas orientales que prevalece en gran proporcion hasta el momento, en estos paises el indice de obesidad es muy bajo, y no se trata de algo estetico, sino de salud. La obesidad es un problema de salud publica en Mexico, lo cual se lo debemos justamente a comer lo que queremos, cuando queremos y cuanto queremos, preocupantemente estamos entre los 10 paises mas obesos a nivel mundial.

Ciertamente comparto que el cigarro sea uno de los demonios de la actualidad, tal vez porque ahora sabemos que esta directamente relacionado con el cancer pulmonar, que contribuye a problemas cardiovasculares, de sueno etc, que el tabaco contiene asimismo, al menos, 42 sustancias cancerígenas , que se ha demostrado que el humo de tabaco ambiental afecta a los lípidos de la sangre y contribuye a la presentación de angina de pecho, infarto de miocardio, aumenta el indice de enfermedades respiratorias y el riesgo de cancer pulmonar (aun si yo no fumo!!!), y penosamente son los niños, los más afectados por el tabaquismo pasivo, dado que, por un lado, no pueden evitar la exposición al tabaco, ya que pasan la mayor parte del día en casa, en donde los padres fuman, y a que por otro lado tienen un aparato respiratorio todavía inmaduro y no se encuentran suficientemente desarrollados los mecanismos de defensa de éste.
Claro que el cigarro es un demonio de la actualidad, es injusto ser una fumadora pasiva cuando yo NO decidi fumar, y tenga que sufrir las consecuencias del acto de fumar de otros. Esto lo vivia diariamente en la oficina donde estoy trabajando, durante la manana me fumaba 8 cigarros de las 2 chicas con las que compartia este espacio, al final del dia terminaba con dolor de cabeza, irritacion de ojos, dolor de garganta, tos, y toda yo impregnada de un asqueroso olor a cigarro. Afortundamente en Francia se ha prohibido fumar en lugares publicos.

El consumir agua es algo tan necesario como el comer, no creo que se trate de modas, al menos pienso que si es una moda, es mucho mejor esta moda que poner al centro de la mesa una gran botella de Coca-Cola, ah! y un refresco de naranja para los ninos.

El hacer ejercicio tampoco es una cuestion de moda, me da una capacidad fisica, que no la voy a tener haciendo ejercicio cada vez que lo necesito, de hecho es una disciplina que fortalece y armoniza mi cuerpo y hay quien dice que el espiritu.

Creo que no se trata de NO disfrutar el hoy por hoy solo por no poder comer unas “garnachas” o unas quesadillas en el mercado de Coyoacan, sino se trata de disfrutar sanamente y responsablemente.

Un abrazo: Monica

Taito dijo...

Querida Mónica: Gracias por tu comentario. No me atrevería a agregar ni un punto ni una coma a lo que dices, ni mucho menos a debatir contigo, porque en ti hablan muchos años de estudios de medicina que yo no tengo. Yo hablé desde mi propia experiencia, de vivir con miedo de vivir por todo, pero reconozco que en muchos sentidos te asiste la razón. Un abrazo.