domingo, abril 01, 2007

¡Sí se puede, México!

Me tocó verlas la semana pasada, después de meses y meses de no contactarlas, alejada como he estado del periodismo.
Y otra vez, como suele pasarme, me quedé de una pieza.
Primero, mi cita fue con Leticia Huijara, protagonista de cintas polémicas y exitosas como La Ley de Herodes y Un Mundo Maravilloso.



Un par de días después, el encuentro fue con Vanesa Bauche, quien se ha vuelto célebre gracias a cintas como Un Embrujo, Amores Perros y Las Vueltas del Citrillo, y que hace tan sólo unos meses triunfó en Londres con la obra De Insomnio y Medianoche, con lo que se convirtió en la primera latinoamericana en participar en el cerrado circuito del teatro británico.


Además de ser mujeres encantadoras, bellas, de personalidades recias e inteligentes como las que más, ambas actrices me sorprendieron como siempre porque en ellas es posible confirmar que existe un gran talento en México en cuanto a actores se refiere.
Las dos aman su trabajo, se entregan con verdadera vocación a él, tienen el talento para encarar cualquier reto que se les presente y han luchado por dignificar su profesión hasta donde les ha sido posible.
Las dos son caras conocidas en el mundo, pero para mí gusto, éste debería ser el único tipo de rostros mexicanos que fueran célebres a nivel internacional: el de profesionales realmente preparados, que hacen de cada actuación una obra de arte.
¿Y entonces, se preguntaran ustedes, cómo es que México exporta telenovelas de ínfima calidad que incluyen a personas cuyo único “talento” es que son "bonitos" o tienen un cuerpo sometido a múltiples operaciones o interminables rutinas de ejercicio?
¿Por qué, en lugar de elevar el trabajo de actrices como Leticia Huijara, Vanesa Bauche y una larga lista de etcéteras, mi país opta por mandar al extranjero la imagen de actores mediocres que no se molestan en estudiar sus escenas, sino que llegan cada día a grabar con la confianza de que el apuntador en la oreja los sacará de cualquier apuro?
Pero el problema es más hondo. En México, por ejemplo, existe también un gran talento musical. Virtuosos que si vivieran en otros países seguramente estarían en la cima, y sin embargo, ¿qué es lo que se conoce de la música de mi país en el extranjero? ¿Rebelde, que es un grupo creado a partir de los intereses de mercado? ¿O Belinda, una jovencita a quien han elevado a rango divino sólo por transmitir su música pop una y otra vez en la radio y la televisión a pesar de que no ha dado muestras de una verdadera capacidad musical ni vocal?
Otro ejemplo es de los escritores. A pesar de que hay un bajo nivel de lectura en el país, México cuenta (y me consta) con gente cuya creatividad y estilo narrativo podrían dar como fruto no sólo libros, sino guiones para cine y televisión verdaderamente originales.
El caso es que a estos escritores no sólo no se les toma en cuenta para apostar por una mejor televisión o cine, y ya no se diga para publicar libros (recuerden cuántos libros de autores mexicanos jóvenes han conocido últimamente), sino que además, la última moda es importar productos de gran calidad de otros países, como Bety La Fea, del colombiano Fernando Gaitán, tan sólo para destrozarlos incluyendo escenas enteras del humor más ramplón que uno se pueda imaginar.
Por si no fuera poco, a productos como éste, de éxito probado en el mundo, se dan el lujo de agregarles a los actores menos carismáticos que encuentran y entonces el resultado es verdaderamente lamentable.
Dicen por ahí, no sé si sea cierto, que Alfonso Cuarón dijo que directores como él, Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro eran tan sólo “braceros* de lujo” que habían tenido que cruzar la frontera deseosos de encontrar apoyo para sus propuestas. Lo cierto es que, braceros o no, lograron un reconocimiento internacional que seguramente no habrían tenido de haber seguido aquí.
¿Acaso no es posible apostar por productos artísticos de exportación que reflejen el talento en México? ¿Es mucho pedir que desaparezcan las telenovelas o que por lo menos se legisle para que no sean exportadas a menos que cumplan ciertos requisitos de calidad? ¿Es imposible pensar que algún día recibirán el apoyo necesario los músicos, los escritores, los bailarines y todos aquellos que apuestan por la buena cultura en este país? ¿Es imposible pensar en sueldos dignos y tratos respetables para los verdaderos artistas nacionales?
Queda la reflexión, porque aunque sirva de poco para que las cosas cambien, siempre es bueno tener presente cómo debería ser la situación y poner un granito de arena cuando sea necesario.

* Braceros es la manera en que se conocer a los que cruzan a nado el Río Bravo para pasar ilegalmente a Estados Unidos.

10 comentarios:

el fantasma de la libertad dijo...

Dra Taydé,

le escribo apenas de pasada, porque ando a las apuradas, pero me llamó la atención un detalle de su exposición:

"la última moda es exportar productos de gran calidad de otros países, como Bety La Fea, del colombiano Fernando Gaitán, tan sólo para destrozarlos incluyendo escenas enteras del humor más ramplón que uno se pueda imaginar."

Más allá de lo que le hayan hecho los que retoman el producto... ¿realmente piensa que "Betty La Fea" era un producto de Gran Calidad?

Saludos.-

Taito dijo...

Querido Fantasma: Muchas gracias por sacar tiempito entre los apuros para el comentario. En cuanto a su pregunta, sé que no estaremos de acuerdo en este punto y de entrada le digo, como siempre, que respeto su opinión y estoy abierta a escucharla y entender sus razones si gusta exponerlas, pero sí, Betty la Fea me parece un programa de gran calidad dentro del contexto de las telenovelas. Claro, entiendo que este producto no se puede comparar con una película bien realizada o un buen libro; sin embargo, fue una apuesta diferente que logró llamar la atención incluso de publicaciones no habituadas a tomar en cuenta las telenovelas, como Cambio, de Gabriel García Márquez, que le regaló una portada y un extenso reportaje. En fin, insisto que respeto como siempre su punto de vista y este espacio está abierto para usted. Un abrazo cariñoso y otra vez, gracias por pasar.

Isaura dijo...

En cuanto a Vanesa Bauche, (no se si te lo dije) pero aparte de verla en el cine, la verdad no le había prestado mucha atención, de hecho no he visto una entrevista con ella. Sin embargo, con las referencias que me das, ya me cayó a toda madre. Es el tipo de mujer que me cae bien.
De Leticia no sé mucho, más que ubicarla por ser actriz en TV Azteca.. pero ya nos fijaremos.
En cuanto a las importaciones de productos exitosos en el extranjero: estoy de acuerdo que para eso de la tropicalización de los productos, o somos bien buenos y ocurrentes o caemos en la risa fácil y la broma barata.
Alguna vez vi capítulos de la mentada Bety la Fea y aunque efectivamente era una telenovela de género dramático con tintes cómicos (habrá sido de las pioneras en este sentido?), creo que lo que hicieron con La Fea Más Bella rayó de plano en lo cursi, en sobreactuación, en una sátira de los personajes... En una nacada en resumen.
Lo que más me asombra fue la respuesta del público, en las noticias vi que para el final hubo un desfile y que la gente en Monterrey se volcó literalmente a las calles para despedirse de su heroína: Lety Padilla.
Una muestra más de que nuestro nivel intelectual promedio de la sociedad, deja mucho que desear.
Y finalmente, sé que en México no hay suficiente apoyo al cine, la música, el arte en general, pero no sé como esté el asunto: si no hay apoyos porque no son inversiones redituables pues el público genera demanda de ellas y prefiere ver lo barato y chafa... o si no hay apoyo porque la gente no gusta de estas disciplinas por simple desconocimiento...
Chin! aquí voy contra mi carrera, pero bueno, son los efectos de la Mercadotecnia que manipula mentes..

ElPoeta dijo...

Mi divina Taydé, no soy mexicano, pero déjame opinar y comentar un poco... Pensar en legislar para evitar que ciertas cosas se vendan es utópico en este mundo que nos toca vivir. Deja que los que gustan de la telebasura en forma de culebrón la traguen, venga de donde venga.

Mientras tanto, ten la seguridad que el mundo sabe que en México hay artistas de verdad que saben hacer las cosas. Que trabajen en casa o tengan que salir para triunfar no es tan importante... Pienso que cineastas tan grandes como Iñárritu y del Toro están llevando muy alta por el mundo la bandera de México y sus compatriotas podéis sentiros orgullosos de ellos. Un beso admirativo,
V.

el fantasma de la libertad dijo...

Taydé,

no se preocupe, no tenía particular interés yo en dar mi opinión sobre esta telenovela, sólo me llamó la atención este inesperado -para mí- elogio.

le mando cordiales saludos.

Ferípula dijo...

Hola Tay. Yo no miro novelas...pero te aseguro que las argentinas son muy malas.
Se ven las mexicanas, colombianas, brasileras.
Las "de época" han sido excelentes!!! Acá en una época se hicieron miniseries fuertes, pero ya...no queda mucho por ver.
Betty la Fea hizo generar muchas expectativas entre el público femenino en Argentina. De hecho, varias versiones surgieron de este modelo. Hoy se está anunciando un tema similar, en el personaje de una niñita.

...te gustan los panqueques??? acabo de "postear" algunos!!! Te guardo!!!!! Un beso. :)

Diego dijo...

Muy buena tu reflexion y dicho sea de paso que quede la huella para no perder el camino...
Aqui en Bolivia las telenovelas abruman y tal y como lo denuncias esto quiza distorsiona el talento de mucho actores, guionistas y escritores mexicanos circuncribiendolos a todos a ese genero que no brinda nunca nada nuevo y que solo se dedica a alimentar pasiones 100% descartables.
El cine mexicano en muchos casos creo que muestran el camino. Ojala la produccion latinoamericana fuera difundida ampliamente entre nuestros paises. Aqui tambien hay bastante talento solo que la limitacion economica y el dificl accesos a mercados impiden la difusion de nuestras producciones.
Saludos.

Ana Gabriela Sandino dijo...

Hola Tay...
Fijate que tienes muchísima razón, a mi me pasa por estas lejanas tierras, que a pesar de que yo ni novelas veo, siempre me dicen: no pues las novelas brasileras son muy buenas pero las méxicanas son un atropello a la inteligencia humana...
En fin, aun me sorprende como venden y como aun hay quien lo compre... de las dos actrices que mencionas, siento una profunda admiración por Vanesa, me parece que actua super natural y sin poses de Ninel Conde...

Oye y mil gracias por tus palabras, ya mismo voy a enlazarte para no perderme ninguno de tus post!

Un beso!

david santos dijo...

Que tu día sea igual para toda la humanidad: feliz.

feliz_de_ser_como_soy dijo...

Hola!!!

Si! Se puede!!! En todos los paises se puede!

Te gusta el otoño???

JAJAJAJ

Que lindo conocerte!