viernes, febrero 23, 2007

Consideraciones del Oscar

Aclaración primera. La mayor parte de mi vida profesional la he dedicado a ser reportera de temas como el cine, la música y la televisión y me casé con otro periodista que se dedica al área del cine, además de ser un fanático confeso de la industria fílmica.
De ahí que para mí y para mi pequeño clan, una ceremonia del Oscar sea tan importante como para otros lo es la final de un Mundial de Futbol.
Generalmente, los días en que se entrega el premio de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, mi marido y yo tratamos de cumplir con todos los pendientes por la mañana, preparar a tiempo una suculenta botana y a eso de las seis de la tarde desconectamos teléfono, ponemos letrero de no molestar en la puerta y nos aplastamos cual largos somos ante al televisor, dispuestos a autorrecetarnos todos los pormenores de la ceremonia: desde los vestidos y peinados que desfilan en la alfombra roja hasta la entrega de cada uno de los premios, por pequeños que sean.
Este año, la entrega del Oscar tiene un significado distinto para nosotros. Después de todo, hay una película, tres directores, una actriz, guionistas y cinefotógrafos mexicanos nominados.
En entrevista con EFE, Alejandro González Iñárritu, realizador de Babel, que es una de las cintas nominadas a Mejor Película, decía que ésta es la primera vez que hay tantas nominaciones al Oscar para personas de un país de habla no inglesa.
Sin embargo, mis sentimientos como mexicana hacia la entrega del Oscar son encontrados.
Les cuento algunas conclusiones:

1.- Lo primero que sentí fue suspicacia. Primero, porque los mexicanos estamos poco acostumbrados al triunfo en certámenes, olimpiadas, mundiales de futbol y entregas de premios.
Pero además hay un antecedente que apuntala mi desconfianza. En 1991, México y Estados Unidos estaban en pláticas para signar el Tratado de Libre Comercio (TLC), pero las negociaciones estaban en el pantano aún, debido a la resistencia de muchos sectores de la sociedad mexicana que sentían que era un acuerdo que no favorecía a mi país en lo absoluto. Entonces, de buenas a primeras, una mexicana, Lupita Jones, gana Miss Universo, en un hecho sin precedentes.
De inmediato, la señorita en cuestión fue rebautizada con el nombre de Miss TLC por sus paisanos, porque el hecho de que hubiera ganado la corona se interpretó como un guiño amistoso de parte de los estadounidenses para lograr mayor simpatía del pueblo de México en las negociaciones y no como el triunfo limpio de una concursante en un certamen de belleza.
Hasta ahora no hay nadie que haya demostrado con pruebas que el famoso guiño realmente existió, pero lo cierto es que desde entonces ninguna otra mexicana ha ganado Miss Universo y se logró la firma del TLC poco después de este “triunfo”.
Ahora, con las nominaciones de tanto mexicano al Oscar me pregunto si Estados Unidos no está queriendo hacer algo similar a lo del 91. Sabedores de que México se ha convertido en una bomba de tiempo, por el descontento que existe entre su población hacia un presidente que llegó al poder de una manera truculenta, los estadounidenses pueden querer distraer la atención de los mexicanos en esta entrega del Oscar y darnos un motivo artificial de unión para que se calmen los ánimos.
Sin embargo, también he pensado que tener esta visión de las cosas resta mérito a los personajes que fueron nominados, como Alejandro González Iñárritu, Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Emmanuel Lubezki, quienes han recibido reconocimiento en el mundo entero más de una vez y han crecido y dado muestra de sus capacidades a la vista de todos.

2.- De las películas mexicanas nominadas sólo he visto Babel. No puedo decir que es una mala película. De hecho, me gustó en más de un sentido con su mensaje acerca de la incomunicación humana. Me molestó, eso sí, el acto de coquetería de González Iñárritu hacia los gringos, que en su filme quedan como los buenos, los sufridos, muy en la línea del american way of life, pero entiendo que a veces el que paga manda, y fue Estados Unidos y no México quien le proporcionó los recursos para llevar a cabo este proyecto. Tampoco me gustó esta insistencia del director mexicano por unir varias historias con un mismo hilo conductor, porque es lo que hizo también en sus anteriores cintas (21 Gramos y Amores Perros), pero pienso que tal vez no iba a estar conforme hasta que el mundo le aplaudiera este estilo, y como ya lo logró, quizá se aventure por otros caminos narrativos en sus próximos trabajos.





3.- De las otras dos películas de mexicanos nominadas (El Laberinto del Fauno y Niños del Hombre) he oído buenas críticas, pero como no las he visto, sólo puedo decir que le voy mucho más al Fauno de Guillermo del Toro que a la cinta de Alfonso Cuarón, simplemente a la luz de los trabajos anteriores que he visto de ambos realizadores.



4.- Como mexicana, eso sí, me da alegría ver a compatriotas que son reconocidos en un evento de este tipo.
Por supuesto, al contrario de muchos de mis paisanos, no creo que este triunfo “sea de México”, porque son ellos, González Iñárritu, Cuarón, Del Toro, Emmanuel Lubezki, Adriana Barraza, Guillermo Arriaga y demás quienes trabajaron y destacaron y no todo el país.
Además, el hecho de que estos mexicanos hayan tenido que salir al extranjero para triunfar, porque su propia nación no les daba el apoyo que requerían, me hace sentir más tristeza que orgullo.
Sin embargo, el triunfo de mis paisanos me resulta inspirador en muchos sentidos. Porque al igual que yo, estos artistas del cine crecieron en México, estudiaron en México, trabajaron en México, pero no se quedaron con la cultura chata de su país, que los obligaba a una mediocridad por falta de apoyo, sino que tuvieron el valor de romper las fronteras, hacer suyo el mundo y triunfar.
No cabe duda que querer es poder.

Y yo me quedo con este último punto. El próximo domingo, mientras vea el Oscar trataré de no pensar en las suspicacias que me han asaltado y sí disfrutaré el hecho de que por primera vez un evento de este tipo huela a México.

14 comentarios:

el fantasma de la libertad dijo...

Tay,

Sabés qué? yo no creo en los Oscars. Habiendo estudiando cine y estando pegado a ese mundo de una u otra manera en los últimos diez o doce años, creo que la última vez que vi la entrega de los Oscars fue en 1998.

Hay una lista interminable de aberraciones de la ACAdemia, casi todos los verdaderamente Grandes Directores no lo han ganado nunca, perdiendo con cineastas menores que hacían películas sensibleras muchas veces.
A veces la ACAdemia se propone dar un mensaje y ganan D. Washington y H. Berry los premios a actores protagónicos, y al premiar en un sólo año a dos negros, los Estados Unidos se sacan el mote de racistas. Por supuesto, ahora que ya sentaron el precedente, pueden obviar a unos cuantos grandes actores negros por un tiempo.

La ACAdemia está llena de decisiones políticas. Premian a tal director por sus ideas y no por su película; premian a tal película por su trabajo de marketing, y no por sus méritos. Premian a determinado actor por su carisma con los medios por encima de su trabajo.

Conozco mil historias de la cocina de los Oscars, el premio para mí más vergonzoso a nivel internacional. Se puede estar o no de acuerdo con los premios que se dan en Cannes, en Berlin, en España, pero tanto la Palma de Oro, el Oso de Oro, el Goya, etc, son premios honorables.
El Oscar es un evento comercial que tiene más de show business que de premiación artística. Como decía Woody Allen, si no se tratara de eso, de un negocio, los norteamericanos no hablarían del "negocio del espectáculo" sino del "espectáculo del espactáculo".

Cordiales saludos!

Taito dijo...

Querido Fantasma: Tienes toda la razón en cuanto a la crítica que haces al Oscar. Simplemente en esta entrega, por quien sabe cuántas ocasiones consecutivas vuelven a nominar a Martin Scorsese, ¡y todos esperan que le den el premio, ya no por su trabajo actual sino porque se lo merece después de perder tanto! A Chaplin nunca le otorgaron uno, a Kubrick tampoco, según yo (pero estás en libertad de corregirme porque no estoy segura). En fin, tampoco debería ser un índice de nada. En honor a la verdad es que yo lo veo porque a mí me divierte el espectáculo, y bueno, sobre todo quería comentar con amigos como tú este hecho de la nominación de los mexicanos que aquí está provocando verdadero revuelo. Es más, casi seguro que el lunes este asunto ocupará las primeras planas de los diarios, quede como quede el marcador. Pero tienes razón, no es más que un espectáculo del espectáculo y en ese sentido no hay porque tomarlo con demasiada seriedad. Un abrazo sincero.

Amor dijo...

Ay, la política, que lo estropea todo, caray. ¿No hay
Amor?

NORKA dijo...

Hola Tay, còmo vamos, gracias por pasar,por estar pendiente de mi.
Puès si parte de loque planteas en tu post me resulta muy cuerdo màs si partimos de la comparaciòn que haces con el concurso de belleza,sabes yo creo que es asi acà es una constante con el Miss Venezuela y de paso con el Misss Universo y sino fijate en el detalle de que màs nunca gano una venezolana el Miss Universo. Oye te entendì bien Calderòn gano de forma truculenta?, que cosas, te dejo un beso de chocolate y mucha buena vibra

Carlos dijo...

Hola Taydé, que chévere tener amigos cinéfilos y con criterio como tu.

Comentaré Babel que es la única que he visto.
Pues para mi sólo fue una película más, una crítica que mostraba el morbo que todos vemos en los noticieros(ojo, mala película no es), una producción de las tantas donde siempre el final feliz está del lado de los gringos que fueron los únicos que juntamente con los asiáticos, sacaron ventaja de la situación(obvio, se supone que llene las salas de cine de estos países), mientras que ésto sucedía, mostraban a los latinos como siempre, como criados, como empleados, como la típica gente de servicio, a la que encanta la fiesta y el bochinche, la joda por sobre los deberes y obligaciones, eso nos mostró la peliculita.

Latinos borrachos e ilegales, que bajo el efecto del alcohol, se creen Schumagger, esa es la imagen que tenemos ante el mundo, lastimosamente mostrado por un mexicano, pero que podíamos esperar si quienes son jurado y le financian son gringos.
Por otro lado muestra una familia tercermundista islámica ignorante que ve en un arma un juguete, la irresponsabilidad de dársela a niños (como en Colombia), y que al final el juguetito casi acaba con la vida de uno y lo hizo con la tranquilidad de muchos.

Estoy cansado de que a los latinos, en toda película nos vean como gente de servicio.....

González Iñárritu no entiendo por qué se empeña en la trilogía de historias entrelazadas...si a Tarantino le bastó solo una, Pulp Fiction, que para muchos millones de mortales nos será insuperable así salgan sus fans con trilogías o quien sabe cuantas más.

Ese es y será siempre el estilo Tarantino y punto.

Saludos Taydé.

david santos dijo...

Hola!
No es una cosa que nos inspire gran confianza, pero no creo que las cosas tengam sido muy malas.
Gracias

Taito dijo...

Amor: Gracias por tu visita... y sí, sí hay amor, mucho, lo malo es que el amor no excluye a la política en este mundo loco. Un abrazo.

Querida Norka: A nivel oficial nunca lo van a decir, y yo no tengo pruebas tangibles para asegurarlo, pero lo cierto es que el sentir de una mayoría mexicanos, entre los que me incluyo, es que este señor llegó a la presidencia por vía de un fraude electoral. Dicen que cuando el río suena es que agua lleva, y el decontento es grande, él lo sabe. Pero bueno, me gustó mucho lo que dices de Miss Venezuela porque sí, yo creo que todos estos certámenes y entregas de premios tienen siempre un trasfondo político, como lo dijo muy bien mi querido amigo Fantasma. Un abrazo, amiga, y no tienes nada que agradecer porque el cariño me nace espontáneo.

Carlos: No sabes cómo me gusto este comentario tuyo acerca de Babel, porque explicaste más ampliamente lo que yo quise decir. Eso es exactamente lo que me molestó de Babel, esta visión de que a la gente de Estados Unidos es a la que merece irle bien y todos los demás, latinos, marroquíes, todos somos unos muertos de hambre. Por ahí me enteré que a la gente que participó la película le preguntaron que por qué habían quedado las cosas así en la historia, pero en la respuesta dieron vueltas y vueltas y nunca contestaron por qué les pareció correcto presentarnos como los sirvientes, como siempre. En fin, de lo de las historias ligadas, ya no agrego nada porque te aventaste un 10 con el comentario de Pulp Fiction, así que espero que todos los amigos lo compartan. Un abrazo.

David: Mil gracias por estar aquí, como siempre y por compartirnos tu visión de las cosas. Saludos

Isaura dijo...

En primera instancia, espero que la familia Fuentes del Río se la pase bomba mañana, con palomitas, matracas y banderas de México (jaja!)
Pasando al tema del Oscar, yo no sé mucho de cine, pero si te diré que a veces me parecen no muy atinados los premios y ya en general me evito las ceremonias anuales de cualquier tipo de galardón, porque siempre acabo inconforme.
Dicen que enero y febrero es "the red carpet season" y la neta, superficial como soy algunas veces, me encanta saber como iban vestidas ciertas actrices y cantantes, creo que ya le agarré gusto nadamás a la alfombra roja! jaja
Los Grammys me parecen vendidísimos, los Grammys Latinos: un premio para los productos de los gángsters Mottola-Stefan, The American Music Awards me resultan de huevísima, ya mejor ni pienso en otros shows por el estilo.
Lo que si, está padre saber a manera de resumen quién ganó, siempre resulta interesante. Este año por lo menos leeré encabezados el lunes respecto a los Oscares, nomás por el morbo porque vi varias de las pelis nominadas.
Me encantaría que la fotografía y efectos de el Laberinto del Fauno fueran premiados, Children of Men apenas la veré hoy y Babel, bueno, ya sabes lo que pienso de ella: mucho pedo para cagar tan aguado...
En fin, como siempre, interesante tu reflexión.
Un abrazo Tay y que se diviertan!!!

NORKA dijo...

Tay pasando a saludar y bueno para bien o para mal deseando ganemos alguito mañana, digo porque es de USA para abajo osea es nuestro, Latino, un beso de choco , chau

Taito dijo...

Mi querida Ix: No te resistas, amiga, al menos por esta vez chútate la ceremonia. A mí me encanta viborear la alfombra roja en Ei. Ahí sí que nomás me falta tener el árbol para enroscarme. Bueno, te prometo que si no lo ves y quieres enterarte de pormenores, te tendré al tanto de lo que pase ya sea por aquí o por msn ¿va? Un besote, amiguis.

Querida Norka: No puedes tener más razón amiga. Será nuestro lo que se gane y qué bueno que así sea, saber que de USA para abajo somos uno solo nos hará fuertes ¿no? Gracias como siempre por estar aquí, preciosa. Un beso

Ferípula dijo...

Tengo que ir a ver Babel..urgente!

Te estaré acompañando sentadita con un montón de comida en mi casa...y si gana México me voy a tomar unos mates en tu honor!!!!

Lo de ser comercial...uf!!! No cabe la menor duda...
Un beso! Buena semana Tay.

Taito dijo...

Preciosa Feri: ¡Te extrañaba tanto amiga!, justo estaba pensando en escribirte ahora, porque en el espacio Norka habías dicho que estabas mejor y me quedé pensando que quizá estabas enfermita. Fíjate que fui a De Ferípula, pero como no me quiso abrir bien el video, por eso no dejé comentario, pero ya sabes que siempre estoy ahí. Gracias por acompañarme amiga, y ya sabes, somos todos un mismo corazón. Un besote

gonzalo dijo...

me gusta tu mirada.

Taito dijo...

Mil gracias, Gonzalo. Un abrazo