miércoles, noviembre 15, 2006

Mi cofre de sueños

Hace tiempo, cuando niña, soñaba con ser Miss Universo. Le tomaba prestados a mi mamá sus vestidos y sus zapatos y desfilaba por la casa, primero con vestido de noche y después en trajes típicos y de baño. Los aplausos resonaban por doquier en mis oídos y yo imaginaba al cúmulo de personas que me veían y envidiaban mi belleza, sobre todo cuando me "ponían" la corona, que yo simulaba con un collar de cuentas.
Poco a poco el tiempo fue dejándome en claro que no, lo mío no era ser Miss Universo, un poco porque cuando crecí me parecían superficiales dichos concursos y otro poco porque mi estatura y mi físico no jugaban a mi favor.
En otras ocasiones, cuando niña, soñaba con ser bailarina, y corría por toda la casa sintiendo la emoción sublime de mover mi cuerpo al compás de la música, a veces clásica, a veces moderna.
Y sí, tenía aptitudes para el baile, pero las circunstancias de la vida me impidieron tomar ese camino porque no tuve las clases necesarias a la edad adecuada.
Cuando llegó hasta mí el primer maletín médico de juguete, también soñé (como casi todos los niños) con ser doctora, y curé a mis muñecas y hermanos de un sinnúmero de enfermedades imaginarias. Era buena, lo juro. Sin embargo, apenas vi aquellos enormes libros que se autorecetan los médicos durante sus muchos años de estudios, aborté la idea. Eso sí, los doctores siguen siendo personas a las que profeso una gran admiración porque, después de todo, se necesita un enorme amor a los demás para poder resistir una carrera que exige, como ninguna otra, desvelos, horas y horas de trabajo y mucha paciencia. (¡Salud y amor para ustedes, queridos Adán y Mónica!).
En la adolescencia me dio por soñar con ser líder guerrillera, capaz de cambiar las injusticias del mundo y darme toda, por entero, a favor de una causa. En aquel entonces leí todos los días libros que me hablaran sobre el tema, pero poco a poco fui entendiendo que no todos podemos ser líderes y que también puedo hacer un gran trabajo desde mi pequeña trinchera.
Hoy por hoy soy periodista, y no me arrepiento ni un minuto por la historia que me ha tocado protagonizar. Después de todo, también soñé alguna vez con ser reportera, y de las buenas, y me metí muchas veces debajo de la mesa, grabadora en mano, para captar todo aquello que fuera noticioso, y corrí a la máquina de escribir de juguete, que me regalara mi abuelita, para escribir un costal de historias. Por supuesto, el ejemplo de mi papá, el mejor periodista del mundo, tuvo mucho que ver en este sueño cumplido.
También me da gusto ser mamá, porque por supuesto que tuve mi etapa de "Susanita", en la que di de comer a mis muñecas y soñé con el esposo perfecto. La vida permitió cumplir esa ilusión.
Hoy, a mis 36, tengo un cofre lleno de muchos sueños más, que incluyen estudiar otros idiomas, entrar a una escuela de escritores, escribir y leer miles de libros, viajar por todo el mundo, bailar, casarme de nuevo y con el mismo hombre, regalarme a mis hijos y a mis padres y hermanos.
Pero ahora, a diferencia de antes, ya no pienso en la posibilidad de cumplir los sueños, me dejo ir, porque sé que la vida será sabia y me permitirá cumplir aquello que esté en mi mano cumplir. Lo demás, será simplemente un hermoso recuerdo.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida Tayde,
Comence a visitar tu blog desde que comenzaste, y fue como tener una parte de mi Mexico lindo mas cerca de mi, algunos de tus escritos me han parecido desesperados, una especie de grito, de queja y aunque dices tu verdad que la comparto, no deje de tener mi criterio sobre ellos y reservarme mi opinion ya que siempre tiendo a ser muy directa y rayo en lo no diplomatica. Sin embargo, y al margen de esto leo tus blogs todos los dias, a veces abro este sitio una y otra vez esperando ver si ya escribiste algo. Definitivamente tus escritos son inspiradores, tocan mi corazon y mi conciencia, permiten que te conozca mas, y cada vez se vuelven mas dulcemente adictivos. Gracias por esto, te felicito y admiro. Tus suenos seguro estan esperando ansiosos por ti, y otros ya los estas realizando sin darte cuenta. Un gran abrazo a ti y a Oli y muchos besos a tus negritos. MONI

Apologista dijo...

Tay: nuevamente hermoso tu relato.
Este año empecé aquí una carrera de periodismo pero cambie de idea. Mi vocación pasa por otro lado. Ahora estoy cursando psicología, con un montón de dudas tambien.
Compartimos los juegos de la infancia sabias? Sumado al hecho que yo ponía música a un volumen considerable y desfilaba por los pasillos de casa.

besos, Mar. (te deje un comentario en el post anterior)

Taito dijo...

Querida Moni: No sabes la alegría que me dio encontrar tu comentario aquí. Fue como un gran abrazo. No sabía que leías el blog, pero me honra mucho, de verdad, porque como lo dije en este texto, yo los admiro a ti y a Adán por todo lo que hacen. De hecho, pensaba escribir un texto sobre ustedes próximamente, porque como veras, siento un gran orgullo por la familia que tengo y tú eres parte de ella, sin duda. Te extrañamos mucho, Moni, y todos los días te dedico un pensamiento deseándote lo mejor de lo mejor. Gracias, de verdad, por estar aquí. Un beso

Taito dijo...

Querida Marian: ¿Así que aparte de todas las conexiones que hemos encontrado también ibas a ser periodista? Esa sí que fue una linda sorpresa. Bueno, yo debo decirte que la psicología siempre ha llamado mucho mi atención y me alegra saber que tú la estás cursando. Mi consejo es que no te preocupes por las dudas, esas surgen siempre.
En cuanto a los juegos, ¡qué divertido! ¿no? No creas, yo sigo siendo una niña y a veces me da por ponerme a bailar por toda la casa. Además, tengo mis muñecos de carne y hueso para hacerla de mamá. En fin, que otra vez un beso muy cariñoso para ti.

Maris dijo...

Tayde: Que hermoso !!! Me hiciste emocionar.
Admiro la gente que sueña y desea, es un don.
Yo creo que la vida te va guiando por momentos, por lugares que vos decis..este no es...pero si es,es un paso mas para lograr lo deseado.
Y con la fuerza y claridad de proyecto que tenes seguro vas a lograr todas esas cosas.
Te deseo lo mejor.
Beso.

Taito dijo...

Maris, es un gusto recibirte, y sí... estoy segura que ambas tenemos en la puerta muchos sueños más que nos esperan para ser cumplidos. Un abrazo.

Ferípula dijo...

Queridísima...

Puedo decir algo?
Yo creo que vos...seguís siendo todos eso junto!

Y lo que aún serás...a dónde tus alitas te llevarán...

Levanta vuelo!
El cielo de Baires te quiere ver pasar...
Besos.

Ferípula

Taito dijo...

Te juro, Feri, que una vez que levante vuelo, Baires será uno de los primeros lugares que me verá llegar... ya lo dije, ese sí es un sueño, y espero que puedas darte un tiempito para pasearme por los hermosos lugares que aparecen en tu blog. Un beso

Apologista dijo...

Y si Tay. Las conexiones aparecen de a poco. Y seguirán los éxitos!!
besos, Mar

Andrés dijo...

Hello.
Sabes, uno poco a poco va creciendo como persona. Uno de niño quiere ser veterinario, talvez actor, entre otras cosas.
Mientras uno va creciendo va cambiando de ideas, de opiniones, pero al final decide lo que uno quiere ser.
Que beuno que seas una gran periodista, bien por ti y que sigam los exitos.
Bye.
PD: Gracias por la visita y te wuedo bien el contador.

Adán dijo...

A ver mi'ja..., No tengo facilidad para la escritura cuando no se trata del interminable "Póngase, tómese;2 o 3 veces al día; si no se le quita busque un doctor". A mi me da mucho gusto saber que estoy en el pensamiento de ustedes o de las personas importantes y queridas para(por) mí. Al igual que Monique, conozco un poco mas de tí a través de tus cuentos, si bien no he leido todos. Respecto a la medicina te digo que tengo el propósito de ir borrando ese estigma de la "carrera sacrificada" pus (ja!) yo encuentro muchas analogías con muchísimas profesiones y no veo diferencias significativas. Por ahora, al menos, no lo fomento y he de confesar que en mis años mozos lo hice al utilizar el mejor argumento, inquebrantable, para salir de compromisos: "...POS ES QUE ESTOY/ ESTARÉ/ ESTUVE DE GUARDIA..."
Gracias mil por tu homenaje, de veras unas GRACIAS muy, muy sentidas.
Que bueno que haces esto del blogg. Esta tinta tuya contenida así era un desperdicio, y era mal aprovechada en los "Expecta-culos". Creo que estamos siendo testigos de tu evolución. Lo que sigue para tí será mas digno y justo de tu talento.
No esperes que tus sueños se cumplan; HAZ QUE SE CUMPLAN!!. LOS QUIERO MUCHISIMO y también están simpre en mi cabeza.

Taito dijo...

Andrés, de verdad, muchas gracias por tu visita. Tu blog me gusta mucho y, como verás, estoy siguiendo al pie de la letra tus recomendaciones (ya agregué calendario). Y es cierto, cuántos sueños no se quedan en el tintero ¿no? Pero siempre es bueno recordarlos. Recibe un abrazo

Taito dijo...

Doc, lo que usted me inspira es mucho para dejarlo aquí, en una respuesta acotada por el espacio. Le escribo un post a continuación, que finalmente es una idea que ya tenía, pero quiero agradecerle con el corazón, tal como le agradecí a Moni, tu presencia en este espacio, donde al fin y al cabo siempre está... Un abrazo, cuñadito

Gaby del Río dijo...

Qué te digo cuñis....siempre lo compartimos, y te admiro muchisimo por lo que eres ahora.
Te quiero.
Besos
:)

Taito dijo...

Gracias, Gabita... Te extrañé ayer ¿eh? Un beso

EBER GIRADO dijo...

Qué afortunada, Taydé, al poder enumerar esos bellos sueños cumplidos. Es una dicha enorme poder caminar por la vida siguiendo la trayectoria de los proyectos trazados, verlos hacerse realidad. Eso se consigue merced a los dones y el talento que has recibido,sí; pero también con el esfuerzo cotidiano para llevarlos a cabo. Y tus esfuerzos están a la vista. Un abrazo.
Eber.

Taito dijo...

Querido Eber, qué gusto me da reencontrarme contigo. No sé si habías cambiado la dirección de tu blog o qué sucedió, pero depronto ya no pude acceder a tu espacio, y eso me puso triste, finalmente ese es el sueño que estabas compartiendo con todos nosotros y a mí me estaba dando mucho gusto participar en él... En fin, qué gusto que estés aquí de nuevo y gracias por tus palabras. Te caigo de visita luego...